A partir del volumen 13 número 1 de 2017 la Revista de Medicina y Cine se encuentra alojada en

http://revistas.usal.es

La tuberculosis de "Doc" Holliday en el cine. Pasión de los fuertes/ My Darling Clementine (1946) y Duelo de titanes/ Gunfight at the O.K. Corral (1957)

José Elías García Sánchez, María Lucila Merino Marcos1 y Enrique García Sánchez

Departamento de Medicina Preventiva, Salud Pública y Microbiología Médica. Facultad de Medicina. Universidad de Salamanca. 1Departamento de Pediatría del Hospital Universitario de Salamanca (España).

Correspondencia: José Elías García Sánchez. Facultad de Medicina. Alfonso X El Sabio s/n. 37007 Salamanca (España).

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Recibido el 26 de mayo de 2005; aceptado el 12 de septiembre de 2005


Resumen:

Pasión de los fuertes (1946) de John Ford y Duelo de titanes (1957) de John Sturges, contando historias muy distintas, convergen en el famoso duelo en el O.K. Corral. Ambas películas muestran la tuberculosis pulmonar de “Doc” Holliday, su principal coprotagonista. La presentan como un cuadro progresivo y de mal pronóstico que se manifiesta por tos, habitualmente en ataques.

Palabras clave: tuberculosis, tos, dentista, médico, cirujano.


Pasión de los fuertes/ MY DARLING CLEMENTINE

“Doc” Holliday es un personaje real que ha pasado a formar parte de la mitología del Lejano Oeste Norteamericano. Participó junto con Wyatt Earp en el ya famoso duelo en el O.K. Corral. Su nombre era John Henry y a pesar de su alias, “Doc”, no era médico sino dentista. Padecía una tuberculosis de la que murió1. Su personaje ha sido reiteradamente llevado al cine, habitualmente como compañero de Wyatt, jugando un papel importante, pero generalmente complementario al del famoso comisario de Dodge City, que suele ser el protagonista. Su tuberculosis se refleja claramente en seis de estas películas, Pasión de los fuertes/ My Darling Clementine (1946) de John Ford, Duelo de titanes/ Gunfight at the O.K. Corral (1957) de John Sturges, La hora de las pistolas/ Hour of the Gun (1967) de John Sturges, Duelo a muerte en O.K. Corral/ Doc (1971) de Frank Perry, Tombstone: la leyenda de Wyatt Earp/ Tombstone (1993) de George P. Cosmatos y Wyatt Earp (1994) de Lawrence Kasdan. Las historias que cuentan estas cintas tiene un trasfondo real, pero su fidelidad a la historia es variable, como también lo es la visión que los distintos directores ofrecen de los diferentes personajes, de su función y caracterización y de los lugares donde trascurren las tramas. Aquí se analiza el personaje de “Doc” Holliday y su tuberculosis en las dos primeras cintas.


Pasión de los fuertes/ MY DARLING CLEMENTINE

Ficha técnica

Título: Pasión de los fuertes
Título original: My Darling Clementine
País: Estados Unidos
Año: 1946
Director: John Ford
Música: Cyril J. Mockridge
Guión: Samuel G. Engel y Winston Millar. Sobre una historia de Sam Hellman, basada en el libro Wyatt Earp, Frontier Marshal de Stuart N. Lake.
Intérpretes: Henry Fonda, Linda Darnell, Victor Mature, Cathy Downs, Walter Brennan, Tim Holt, Ward Bond, Alan Mowbray, John Ireland, Roy Roberts, Jane Darwell, Grant Withers, J. Farrell MacDonald y Russell Simpson.
Color: blanco y negro
Duración: 97 minutos
Género: western
Productora: 20th Century Fox
Sinopsis: tras el asesinato de su hermano menor y del robo de su ganado, Wyatt Earp acepta el puesto de sheriff de Tombstone y sus dos hermanos el de alguaciles. El descubrimiento de quienes fueron los responsables les lleva a enfrentarse con ellos en el O.K. Corral contando con la ayuda de “Doc” Holliday.


Dirigida por John Ford se estrenó el 3 de diciembre de 1946. Fue rodada en blanco y negro a diferencia de las posteriores películas sobre este personaje que lo fueron en color. En los créditos aparece que el guión fue escrito por Samuel G. Engel y Winston Miller, lo realizaron adaptando una historia de Sam Hellman, basada a su vez en el libro Wyatt Earp, Frontier Marshal de Stuart N. Lake. Este libro había sido llevado al cine en 1934 y 1939 con el título de Frontier Marshal. En España sólo se estrenó la primera de las películas con el título El alguacil de la frontera. El guión de la versión de 1939 había sido realizado por Sam Hellman y es la historia en la que se basan los guionistas Pasión de los fuertes/ My Darling Clementine. En realidad el guión salió de la pluma de Winston Miller2. La banda sonora incluye la canción popular My Darling Clementine de la que el film toma el título. En el resultado final de la cinta participó el productor ejecutivo, Darryl F. Zanuck2.

En El gran combate/ Cheyenne Autumn (1964) Ford introdujo de nuevo la presencia de Wyatt (James Stewart) y “Doc” (Arthur Kennedy), pero con una participación muy breve. La visión que da de ellos en esta cinta es muy diferente a la de Pasión de los fuertes y está más próxima a la realidad histórica. En la corta intervención de “Doc” no hay ningún indicio que pudiera inducir a pensar que padecía una tuberculosis.


El argumento

La acción transcurre en Tombstone y sus alrededores para los que Ford utilizó uno de sus paisajes favoritos, Monument Valley (Arizona y Utah), en muchos de sus western. Es una historia en espiral, sin interrupciones que indefectiblemente lleva a un final trágico, donde el bien vence al mal. Esta forma de concluir está suavizada por una última y delicada secuencia en la que Wyatt se despide de Clementine. En esta espiral el director inserta muchos de los elementos que le son característicos, planos, iluminación, valores políticos y religiosos (quizás más recalcados porque la película se rodó al año siguiente de acabar la Segunda Guerra Mundial), secuencias de la vida diaria y de fino humor, etc. Es una historia de buenos y malos, los primeros están representados por los Earps y los segundos por los Clanton. Tras los créditos en los que se escucha por primera vez la balada My Darling Clementine aparecen en las proximidades de Tombstone los cuatro hermanos Earp. Conducen su ganado a California para venderlo. Se topan con los Clanton, con el patriarca (Walter Brennan) y su hijo mayor Ike, que intentan comprarles las reses. Les ofrecen una cantidad ridícula, 5 dólares por cabeza, menos de lo que les costó en Méjico. Por ello reciben una razonable negativa a sus pretensiones.

Al anochecer, tras cenar, los tres mayores bromean con el pequeño de los Earp a propósito de una cruz que éste le ha comprado a su novia. Luego lo dejan con el ganado y se acercan a la ciudad a afeitarse y tomar una cerveza.

Wyatt (Henry Fonda), Virgil (Tim Holt) y Morgan Earp (Ward Bond) son víctimas, como el resto de la población de Tombstone, de la violencia de un indio borracho, conflicto que resuelve hábilmente Wyatt, valiéndole el ofrecimiento del puesto de comisario, que no acepta, pues el anterior, en el transcurso de la acción, dimite por miedo. En esta escena los ciudadanos se dan cuenta que están ante el famoso ex-comisario de Dodge City.

La acción se acelera y los acontecimientos se precipitan. Cuando regresan al campamento bajo un aguacero, lo que aumenta la carga dramática, comprueban que el ganado ha desaparecido y que su hermano ha sido asesinado. Estos hechos determinan su inmediata vuelta a la ciudad, la aceptación del puesto de comisario y el nombramiento de sus hermanos como ayudantes. Sigue lloviendo y Wyatt se topa en el hotel con el patriarca de los Clanton y sus hijos. Le comenta que le han robado el ganado y que se queda en la ciudad como comisario.

Al día siguiente ante la tumba de su hermano expresa cuál va a ser su programa de actuación. Aunque en la lápida figura que murió en 1882 (1864-1882) en realidad la acción transcurrió en 1881.

En el curso de una partida entra en juego Chihuahua (Linda Darnell), la sensual novia de “Doc”, que es una cantante de saloon indio-mejicana (foto 1). El encuentro con Wyatt no puede ser peor, la chica hace señas a un jugador sobre las cartas que tiene el sheriff, lo que le vale que éste la arroje a un abrevadero. Inmediatamente después aparece “Doc” Holliday (Victor Mature), se dirige a la mesa donde está Wyatt y tras recordarle al mencionado y tramposo jugador que le había ordenado que abandonara la ciudad, le golpea y le obliga a marcharse.

Wyatt se levanta de la mesa y se dirige al extremo de la barra donde se ha situado “Doc” y se produce el primer contacto verbal entre ambos (foto 2). Es claro que no se conocían, aunque ambos tienen referencias mutuas, las que posee el comisario del jugador no son en absoluto favorables. El encuentro comienza con champagne, continúa con un enfrentamiento y acaba relajado con una invitación generalizada, por parte de “Doc”. Cuando prueba el whisky presenta un intenso ataque de tos, que plasma por primera vez su mal estado de salud.

Llega un actor de teatro itinerante y “Doc” invita a Wyatt a la función. Cuando ésta debe comenzar el actor no aparece y ambos van en su búsqueda para evitar disturbios. Lo encuentran retenido por los Clanton, encima de una mesa de un bar, recitando a Hamlet. La escena permite conocer la cultura y sensibilidad de “Doc”, que continúa la declamación del actor en unas escenas donde el humo del tabaco genera unas hermosas imágenes. También recalca su enfermedad y pone de manifiesto la violencia del patriarca de los Clanton, que azota con un látigo a sus hijos por haberse dejado controlar por las armas por el comisario.

Llega una diligencia y de ella desciende una dama de aspecto delicado, Clementine Carter (Cathy Downs). Buscan a “Doc” y encuentra a Earp (foto 3). En este instante la melodía de My Darling Clementine se deja sentir. El comisario la acompaña al hotel y por la noche es testigo de su encuentro con “Doc”. Al médico le cambia la cara cuando ve a su antigua novia y enfermera de Boston. El encuentro se cierra con una disyuntiva o al día siguiente ella regresa al Este o él se va de la ciudad. La violencia del médico se desata, en su cuarto rompe el cristal de su diploma, ingiere abundante alcohol y cuando vuelve al saloon sigue bebiendo y echa a Chihuahua de su lado.

Por la mañana, Wyatt sale guapo y con olor a azahar de la peluquería, es la primera de una serie encadenada de secuencias humorísticas que acaban con su encuentro con Clementine, que baja las maletas para tomar la diligencia. Hay una discontinuidad en esta tónica relajada, la visita de Chihuahua a Clementine, en la que se encarga de recalcarle que es la novia de “Doc”.

Como la diligencia sale a mediodía y es domingo la enfermera propone al comisario ir al oficio religioso. Llegan al final y participan en el baile ulterior. Son secuencias de gran valor estético donde siguen las anécdotas y se resaltan los valores que defiende Ford, ¿o no lo son los que manifiestan unas secuencias en la que aparecen unas banderas ondeando sobre una iglesia en construcción? (foto 4). Comen juntos y llega “Doc”, que al ver que Clementine no se ha ido abandona con ira la ciudad como ayudante del conductor de la diligencia que va a Tucson (Arizona).

Chihuahua va a la habitación de Clementine y le recrimina el que no se haya ido, por lo que el doctor no ha cumplido los planes de casarse con ella. Llega Wyatt y ve en el cuello de Chihuahua la cruz que había comprado para su novia el hermano que fue asesinado. Para su sorpresa la mejicana asegura que es un regalo de “Doc”. Wyatt sale en persecución del médico y cuando alcanza la diligencia lo detiene y ambos vuelven a Tombstone. Ante “Doc” Chihuahua acaba derrumbándose y confiesa que la cruz se la regaló Billy Clanton (John Ireland). Se reunió con él cuando tras llegar Clementine, Holliday la arrojó de su lado. En ese momento suena un disparo y la muchacha cae herida de gravedad. Mientras Virgil va en persecución de Billy, que es quien disparó, Wyatt obliga a “Doc”, con la ayuda de Clementine, a operar a Chihuahua (foto 5).

Virgil hiere a Billy y cuando llega al rancho de los Clanton persiguiéndolo, lo encuentra muerto velado por su padre. Cuando abandona la casa, el patriarca lo mata de un disparo por la espalda. La operación es un éxito, pero cuando termina, los Clanton llegan a Tombstone y arrojando el cuerpo de Virgil le dicen a Wyatt que les estarán esperando en el O.K. Corral. “Doc” se une a los Earp, pues a pesar del éxito inicial de la operación Chihuahua muere. Al amanecer caminan hacia el lugar del duelo. En el enfrentamiento sólo sobreviven los dos Earp y el viejo Clanton (foto 6). Wyatt le perdona la vida, desea que viva cien años para que sufra tanto como sufrirá su padre, pero cuando se va, se vuelve y traicioneramente intenta matarle forzando a Morgan a acabar con él. Aunque enamorados Earp y Clementine se separan. Él irá a ver a su padre y ella se queda en Tombstone como maestra. Se despiden con un casto beso que Wyatt deposita en la mejilla de la chica y en el aire queda la posibilidad de que él pase de nuevo por la ciudad. Todo termina como empezó, con unas impresionantes imágenes de Monument Valley.


El personaje y su tuberculosis

Ford comentó que realizó el duelo en el O.K. Corral de acuerdo con lo que le había comentado el propio Wyatt2. Esto puede que sea cierto en muchos aspectos, pero no con relación a Holliday, que murió realmente de tuberculosis1. En la película lo hace de un disparo que recibe en el duelo final. Aun así Ford vincula su muerte a la tuberculosis, un ataque de tos permite que sus enemigos le localicen y perdiendo la atención necesaria que requiere el momento le disparen.

Además introduce otros datos falsos con relación a “Doc”. Como el que era médico siendo en realidad dentista. Por si fuera poco, Clementine comenta delante del título, que “Doc” tiene colgado en su cuarto, “es un buen cirujano verdad”, “no he podido apreciarlo” le contesta Wyatt, ¡Los dentistas, aunque tienen una actividad quirúrgica, no son cirujanos!

“Doc” Holliday aparece avanzada la acción, cuando se encuentra por primera vez con Wyatt. Sin embargo cuando éste, tras el asesinato de su hermano, pide el puesto de comisario le comentan que quien controla el juego en Tombstone es el doctor Holliday. Es por tanto jugador, aunque nunca se le ve jugar, y médico. El “Doc” fordiano es bebedor hasta la ebriedad, un alcohólico, como en la realidad. No es fumador. Su violencia, impulsividad y reacciones de ira se muestran en toda la trama. No le gustan los representantes de la ley. Es serio y amargado, característica que refleja a la perfección el rostro de Victor Mature, trágico y autodestructivo. De gatillo fácil, aunque Wyatt es más rápido que él, como se comprueba en su detención cuando se marchó a Tucson como ayudante del conductor de la diligencia. Sin embargo este matón era hábil con las armas y tiene fama de ello, Wyatt le dice que se pueden seguir sus huellas de cementerio en cementerio. Siempre va armado. De origen bostoniano, al menos trabajó en Boston de cirujano. Aunque no ejerce la medicina no ha olvidado su profesión y probablemente la añora, tiene su título colgado en su habitación y conserva su instrumental quirúrgico.

Sigue enamorado de Clementine, conserva su retrato, ¿huyó de ella por su tuberculosis? Chihuahua es tan solo su compañía femenina.

El planteamiento de la intervención de Chihuahua, de la que por cierto no se ve nada, es interesante. Se lleva a cabo por la noche, a la luz de varios quinqués. La iluminación es menos espectacular que la que se mostró en otra intervención nocturna famosa, la de Young Tom Edison (1940) de Norman Taurog. “Doc” desinfecta sus manos con licor, ¿whisky?, y no dispone de anestesia. El éxito en la intervención le cambia y trata a Clementine con cierta displicencia, como en una imagen tradicional hace un cirujano de éxito con sus ayudantes.

La tos es la única manifestación de la tuberculosis pulmonar del "Doc" fordiano (foto 7). Probablemente en la escena en que declama a Hamlet se acompañe de hemoptisis, el pañuelo con que se tapa la boca aparece manchado (foto 8). Se presenta bruscamente, en ataques o de forma aislada y por el sonido parece no productiva. Cuando le aparece, con frecuencia se tapa su boca con un pañuelo. Es una tos llamativa que lleva al espectador a darse cuenta inconscientemente que el personaje está enfermo, que sufre una tuberculosis, aunque ésta no se menciona. Aparece en momentos clave, como en el primer encuentro con Wyatt, cuando declama a Hamlet, cuando llega Clementine,..., o inmediatamente antes de recibir el balazo mortal. En ocasiones la tos es desencadenada por el alcohol. El licor se considera que agrava la enfermedad, Mac (J. Farrell MacDonald), el camarero, le comenta “esto lo está matando” y Wyatt llega a decirle indirectamente que lo deje, lo que motiva una respuesta maleducada “esto no es asunto suyo” y una réplica humorística: “siga así y lo será del sepulturero”.

En su primer encuentro con Clementine se deduce que abandonó Boston por la enfermedad y a ella, y que cada vez está peor. La tuberculosis es una losa para su vida, su ex-novia dice: “ahora se por qué no le tienes ningún apego a la vida”. Cuando tras el encuentro con su enamorada el doctor vuelve a su habitación rompe el cristal que cubre su título con un vaso. La enfermedad lo ha destruido todo.

El actor que interpretó a Holliday, Victor Mature, tenía una constitución muy lejana a la de un tísico. Da la imagen de un tuberculoso de aspecto saludable y bastante grueso. Fue caracterizado sin el bigote que cubría el labio superior de “Doc”, Clementine menciona que sí lo tenía cuando ejercía en Boston. El actor tenía prácticamente la misma edad que el personaje que caracteriza en el momento de los hechos, unos treinta años.


Duelo de titanes/ GUNFIGHT AT THE O.K. CORRAL

Ficha técnica

Título: Duelo de titanes
Título original: Gunfight at the O.K. Corral
País: Estados Unidos
Año: 1957
Director: John Sturges
Música: Dimitri Tiomkin
Guión: Leon Uris, basado en el artículo The Killer de George Scullin
Intérpretes: Burt Lancaster, Kirk Douglas, Rhonda Fleming, Jo Van Fleet, John Ireland, Lyle Bettger, Frank Faylen, Earl Holliman, Ted de Corsia, Dennis Hopper, Whit Bissell, George Mathews, John Hudson, DeForest Kelly, Martin Milner, Kenneth Tobey, Lee Van Cleef, Joan Camden, Olive Carey, Brian Hutton, Nelson Leigh, Jack Elam y Don Castle.
Color: color (Technicolor)
Duración: 122 minutos
Género: western
Productora: Paramount Pictures
Sinopsis: historia de la persecución de Ike Clanton por Wyatt Earp que culmina en el duelo en el O.K. Corral


Dirigida por John Sturger fue estrenada el 20 de mayo de 1957. Leon Uris realizó el guión basándose en el artículo The Killer de George Scullin. La música es de Dimitri Tiomkin. De la banda sonora destaca la canción Gunfight at the O. K. Corral, cuya letra fue escrita por Ned Washington y que interpretó Frankie Laine. Sturger volvió a llevar al cine, como hizo Ford, a los protagonistas de esta película diez años más tarde en La hora de las pistolas/ Hour of the Gun (1967). A diferencia de lo que hizo el irlandés, su papel volvió a ser de protagonistas y Holliday presentaba una tuberculosis.


El argumento

Es la historia de la persecución de un malhechor. La acción transcurre en tres episodios sucesivos que transcurren en otras tantas localidades, Fort Griffith (Tejas), Dodge City (Kansas) y Tombstone (Arizona). Cada uno de ellos comienza con imágenes de los respectivos cementerios de estas localidades. Es una película claramente urbana, la mayor parte de la acción transcurre en una población.

En el primer segmento narrativo se presenta a los protagonistas de la cinta, “Doc” Holliday (Kirk Douglas) y Wyatt Earp (Burt Lancaster). Muestra su reencuentro, se habían conocido “hace diez años” cuando “Doc” le sacó una muela a Wyatt. A diferencia de la cinta de Ford ambos acabaran teniendo una clara relación de amistad. Además en estas escenas iniciales se plantea el hilo argumental de la película, la persecución y el acoso por parte de Wyatt, comisario de Dodge City, de Ike Clanton (Lyle Bettger) que culmina en el famoso duelo en el O.K. Corral.

Al son de la canción Gunfight at the O. K. Corral tres jinetes llegan a Fort Griffith. Buscan a “Doc” Holliday (Kirk Douglas). Quieren vengar la muerte del hermano del jefe del grupo, Ed Bailey (Lee Van Cleef). “Doc” lo había matado porque, estando borracho, tras hacer trampas en una partida de cartas le amenazó con un revólver. Kate Fisher (Jo Van Fleet), la “novia” de “Doc” (foto 9), que los ve llegar, le avisa, intenta disuadirle para que se marche, pues todo el mundo en el pueblo está en su contra. Además la chica descubre por un comentario que está enfermo, tiene una “maldita tos”. Wyatt Earp, a su vez, llega a la ciudad persiguiendo a Ike Clanton. Cuando va a ver al sheriff del condado Wilson (Frank Faylen) se contraría al saber que no lo detuvo cuando pasó por el pueblo acompañado de Johnny Ringo (John Ireland). En el saloon averigua que Ike y Ringo jugaron una partida con “Doc” y se da cuenta que Ed Bailey lleva un revólver oculto en su bota izquierda. Va a ver a “Doc” (foto 10) para pedirle información sobre su perseguido, pero, a pesar que le avisa sobre el arma oculta de Ed, se la niega. Cuando llega al saloon “Doc” mata a Ed, en defensa propia, con un cuchillo y a pesar de este atenuante es detenido por el sheriff. Kate suplica a Wyatt que ayude a escapar a “Doc”, pero solo accede a ello cuando ve que le quieren linchar. Antes sospechando que Ike pudiera haberse refugiado en Tombstone Wyatt había enviado un telegrama a su hermano Virgil (John Hudson), comisario de esta ciudad. De regreso a Dodge City “Doc” lo alcanza para agradecerle el favor y reconocer que está en deuda con él. Además le dice que, en contra del deseo de Wyatt, irá a su ciudad.

El segundo segmento narrativo transcurre en Dodge City y tiene tres objetivos, profundizar en la relación de los protagonistas, presentar el enamoramiento de Wyatt y mostrar la rotura de la relación entre Kate y “Doc”.

Comienza con la llegada a la ciudad de Laura Denbow (Rhonda Fleming), una hermosa jugadora profesional de la que Wyatt acaba enamorándose. Esto a pesar de que inicialmente le pone todas las dificultades posibles para que pueda ejercer su “profesión”, llegando incluso a encarcelarla. Al mismo tiempo se anuncia que “Doc” y Kate están en la ciudad. El comisario intenta que “Doc” no se quede en Dodge City, pero como en el caso de Laura acaba consintiéndolo, y no sólo esto, sino que además le llega a pedir ayuda. Ambos salen a la captura de unos malhechores que habían asaltado un banco. A la vuelta “Doc”, que muestra un importante quebranto de su salud, se entera de que Kate lo ha abandonado y se ha ido con Johnny Ringo. Más tarde, de nuevo, echa una mano a Wyatt ayudándole a controlar los desmanes de Shangai Pierce (Ted De Corsia) y sus vaqueros, con el que ahora trabaja Ringo. Con esta ayuda “Doc” da por saldada su deuda con Wyatt.

Tras estos acontecimientos Wyatt quiere ir a California con Laura, comprar un rancho y casarse con ella. Cuando está a punto de hacerlo, rechazando el ofrecimiento de ser comisario federal, recibe un telegrama de su hermano Virgil que le pide ayuda y decide ir a Tombstone. Laura no accede a acompañarle, quiere que deje ese tipo de vida. Paralelamente Kate quiere volver con “Doc”, pero éste la rechaza.

El tercer momento narrativo transcurre en Tombstone, la amistad de los protagonistas llega a su cénit y se produce el encuentro con Ike Clanton y su gente que acaba en el duelo en el O.K. Corral.

Wyatt abandona Dodge City en un carromato camino de Tombstone. En el trayecto se le une “Doc”, la amistad entre ambos va profundizando, aunque más tarde ante sus hermanos lo niegue. A su llegada se reúne con tres de sus hermanos, Virgil, Morgan (DeForest Kelley) y Jimmy (Martin Milner), que están acompañados de Betty (Joan Camden), la mujer de Virgil y del hijo de ambos. Le comentan que Ike está en el rancho de su padre, que había sido ajusticiado por ladrón de caballos según comenta más tarde su viuda. Le dicen que pretende pasar por la ciudad el ganado que ha robado en Méjico para poder venderlo. Ike intenta sobornar a Wyatt para que permitan el paso de los animales a través de la ciudad con la intermediación del sheriff del distrito, Wilson, pero no accede.

“Doc” se instala en la ciudad y un día, mientras juega una partida, llega Kate acompañada de Ringo que ahora trabaja para Ike.

Para resolver el problema que les suponen los Earps, especialmente porque Wyatt ha sido nombrado comisario federal, Ike y sus secuaces, en presencia de Kate, planean eliminarlo cuando haga su última ronda. Pero esa noche Jymmy le pide a Wyatt que le permita sustituirle y es asesinado en lugar de su hermano.

“Doc” recomienda a Wyatt que siga dentro de la ley, que no convierta el enfrentamiento en algo personal y va a ver a Kate para interrogarla. Ésta le confiesa cómo Ike y los suyos planearon el asesinato en su presencia y cuando va a agredirla sufre un agravamiento en su enfermedad. El pequeño de los Clanton se presenta ante Wyatt para decirle que sus hermanos, los hermanos McLowery y Ringo lo esperaran al día siguiente en el O.K. Corral para un duelo a muerte. Wyatt va a ver a “Doc” para pedirle que se una a ellos, pero lo encuentra enfermo y borracho y Kate le dice que si no ve que se está muriendo. Por la mañana Wyatt, Virgil y Morgan Earp y “Doc”, a pesar de los ruegos de Kate para que no vaya, caminan hacia el O.K. Corral. Al llegar a él se establece un tiroteo, todos sus enemigos son aniquilados, y sus hermanos y “Doc” resultan heridos (foto 11). El antiguo comisario de Dodge City se despide del jugador con la intención de ir a California y reunirse con Laura, mientras que este permanece en la ciudad.


El personaje y su tuberculosis

“Doc” Holliday, que comparte protagonismo con Wyatt Earp, es presentado en las primeras secuencias de la película. Se le muestra como un jugador profesional, antiguo dentista, de probable origen sureño, bebedor, fumador, de carácter violento, frío, con sentido del humor y cínico, hábil con las armas, poco amante de los representantes de la ley y con una tuberculosis pulmonar.

Su modo de ganarse la vida se pone de manifiesto desde el comienzo en que aparece jugando un solitario y bebiendo, más tarde se reitera hasta la saciedad su condición de jugador. Su verdadera profesión la comenta Kate: “…tu familia hizo sacrificios después de la guerra para que pudieras acabar tu carrera de dentista…”. Gracias a ella conocía a Wyatt, al que hace diez años le sacó una muela. Abandonó su carrera, según el mismo confiesa, a causa de su tuberculosis, “…a los clientes les molestaba mi tos” (la tuberculosis tiene aquí impacto profesional), esto sin duda le imprime una sensación de fracaso. “Doc” bebe desde que comienza la acción y llega a hacerlo hasta embriagarse, incluso comenta jocosamente que es un remedio para su mal. Sus explosiones de ira se muestran con Kate, entre ellos existe una relación de amor-odio, necesidad mutua y despecho (a Kate le dice “… he estado muy enfermo, te he necesitado” y ésta en ocasiones le pide dinero). Es frío pero a la vez agradecido, fiel y afectivo con una dosis de cinismo y amargura. Su habilidad con las armas, tanto con el cuchillo como con el revólver, se muestra de principio a fin de la película, aunque en más de una ocasión aparece desarmado. Ringo, su competidor amoroso, cae bajo sus balas. Es catalogado en varias ocasiones como un matón, entre otros por los hermanos de Wyatt.

Nunca se menciona que “Doc” padezca una tuberculosis pulmonar, pero las imágenes hablan por sí mismas. Aunque la del tipo constitucional de Kirk Douglas era ligeramente asténico su aspecto encajaba, a lo más, ligeramente con la imagen clásica de un tuberculoso. Cuando interpretó el papel tenía diez años más, 41, que los de “Doc” en el momento del duelo.

¿Cómo se manifiesta la tuberculosis de “Doc”? Fundamentalmente por tos (foto 12). Además no solo se ve y se oye sino que además los protagonistas se refieren reiteradamente a ella, con una matización que da la impresión que es especial. Inicialmente es aislada y seca, y según avanza la acción y el cuadro se agrava, aumenta en frecuencia, intensidad y duración. Así cuando en Tombstone va a interrogar a Kate sobre el asesinato del hermano de Wyatt sufre un ataque de tos que casi le hace perder la conciencia y que le produce disnea (foto 13), es tan intenso que su antigua novia llega a creer que se muere (foto 14). La tos aparece hasta en medio del duelo en el O.K. Corral y obviamente se muestra en la última aparición de “Doc” en la cinta.

Tras el enfrentamiento con unos individuos que habían robado un banco se siente tan mal que está deseando volver a Dodge. Ya de vuelta solicita la presencia de Kate, pero como ésta le ha abandonado, Charlie (Earl Holliman), el ayudante de Wyatt, le dice que si quiere que vaya a buscar al médico. En estas escenas da la impresión de que “Doc” tiene fiebre (foto 15).

El deterioro de Holliday a lo largo de la acción es claro, al final Wyatt le dice que si no deja el ambiente en el que se mueve no le quedarán más de dos meses de vida. De este comentario y de otro similar precedente se deduce que su tisis era avanzada y de mal pronóstico. A parte de lo comentado, en su primer encuentro con Kate y Ringo, “Doc” muestra unos ojos hundidos y una nariz afilada en una cara demacrada. Todo reforzado por la ira contenida que le ha producido la situación.

El ambiente de los saloones, cargado de humo de tabaco y propicio al consumo de alcohol se considera nefasto para la enfermedad y así se lo comenta su amigo Wyatt en un par de ocasiones. Por el contrario los ambientes secos y puros se consideran adecuados para su tratamiento. Al principio Kate le sugiere ir a Denver (Colorado) y “…así curarse para siempre la maldita tos”. Comenta a Wyatt que va a Tomstone por el clima (los alrededores de la ciudad están plagados de enormes cactus) y al final Wyatt le dice mientras bebe y tose “…quiere hacerme caso de una vez, ¿Por qué no ingresa en el hospital de Denver? De seguir así sólo durará dos meses”.

¿Pero qué va hacer con un personaje que al que le da este consejo lo llama “predicador” y que no desea morir de viejo?


Estudio comparativo

Las coincidencias entre las tramas de ambas películas se limitan sólo a detalles, como: el duelo en el O.K. Corral, la presencia de algunos de los Clanton, la participación de cuatro de los hermanos Earp y la intervención de un tuberculoso “Doc”. En el duelo ni tan siquiera participan los mismos personajes y algunos de los que mueren son diferentes. El motivo por el que los Earp llegan o están ya en Tombstone tampoco coincide. Los personajes que mueren y cuando lo hacen también son distintos, como ejemplo Jimmy Earp es asesinado en Pasión de los fuertes al principio de la acción con una participación insignificante pero importante por la cruz que había comprado a su novia, mientras que en Duelo de titanes lo matan al final de la trama. El “malo malo” en la película de Ford es el patriarca de los Clanton y en la de Sturges Ike, el hijo mayor, su padre había sido ajusticiado anteriormente y tan solo se menciona. En la primera película el comisario de Tombstone es Wyatt en la segunda Virgil, el ex-comisario de Dodge City llega a la ciudad llamado por éste. Wyatt está soltero y en cada película tiene una novia, Clementine y Laura. El estado civil de sus hermanos no se cita en Pasión de los fuertes, en Duelo de titanes, Virgil y Morgan están casados y aparece la mujer y el hijo del primero. La acción de la película de Ford transcurre en Tombstone, la de Sturges además en Fort Griffith y Dodge City.

“Doc” encuentra por primera vez a Wyatt en Tombstone en la Pasión de los fuertes, en Duelo de titanes ya se conocían y coinciden de nuevo en Fort Griffith, los motivos de su relación en ambas películas son distintos y en la segunda llegan a ser buenos amigos. Muchos de los aspectos del “Doc” en ambas cintas son parecidos. Los actores marcan diferencias, Mature da un tono triste y amargado, Douglas jovial y cínico. El primero es médico, el segundo dentista. Uno muere en el duelo, el otro no fallece en la acción. Además cambian los motivos que le indujeron a participar en él.

Sus “chicas” son distintas, Chihuahua y Kate, que buscan y encuentran sustitutos a Holliday también en diferentes personas. Chihuahua, que es cantante y con la que sí piensa casarse “Doc”, muere. Kate lo deja porque le hace poco caso y por despecho, aunque siempre intenta volver con él, en su caso la que le pide matrimonio es ella. El “Doc” de Ford viste de negro y no tiene bigote, el de Sturges usa vestimenta elegante y cambiante y tiene atributo piloso encima de su labio.

Se consideran que Pasión de los fuertes y Duelo de titanes son las mejores películas, por este orden, que se han rodado sobre los personajes. Desde un punto de vista de la tuberculosis pulmonar de Holliday la segunda ofrece más matices clínicos, ¿fiebre?, disnea y decaimiento, y comenta la posibilidad terapéutica que había entonces, los sanatorios antituberculosos y los climas adecuados. En Pasión de los fuertes es posible que Doc presentara una hemoptisis (foto 8). A diferencia de ulteriores versiones la enfermedad queda limitada a una tos crónica, progresiva y de mal pronóstico, eso sí, muy recalcada (tabla 1).


Tabla 1: la tuberculosis de “Doc” Holliday

Película Pasión de los fuertes Duelo de titanes
Accesos de tos seca crónica Sí*
Hemoptisis Probablemente No
Fiebre No Aparente
Disnea No Aparente
Mal estado general No En dos ocasiones
Empeoramiento No (se cita) Manifiesto
Participación de un médico No No
Sanatorio antituberculoso No Se cita
Exitus No de tuberculosis No
Factores añadidos Alcoholismo Alcoholismo, tabaquismo

*A veces se muestra aislada


En fin ésta y muchas más diferencias y mucha ficción sobre una historia real, que es lo que habitualmente hace el cine de base biográfica.


Referencias

  1. Myers, J. Doc Holliday. Lincoln: University of Nebraska Press; 1973.
  2. McBride J. I am a director of westerns. En McBride J, editor. Searching for John Ford. A Life. New York: St. Martin’s Press; 2001. p. 416-519.

Foto 1: Chihuahua, la novia de “Doc”

Foto 2: “Doc” Holliday y Wyatt Earp en su primer encuentro

Foto 3: Martin conoce a la que será su esposa

Foto 4: los valores de John Ford

Foto 5: la intervención de Chihuahua

Foto 6: la muerte de “Doc”

Foto 7: la tos de “Doc”

Foto 8: ¿la hemoptisis de “Doc”?

Foto 9: Kate, la novia de “Doc”

Foto 10: “Doc” Holliday y Wyatt Earp en su primer encuentro

Foto 11: “Doc” en el duelo en el O.K. Corral

Foto 12: la tos de “Doc”

Foto 13: tos seguida de disnea

Foto 14: mal estado general de “Doc”

Foto 15: tos con sensación febril