A partir del volumen 13 número 1 de 2017 la Revista de Medicina y Cine se encuentra alojada en

http://revistas.usal.es

La tuberculosis de “Doc” Holliday en el cine. La hora de las pistolas/ Hour Of The Gun (1967) y Duelo a muerte en O.K. Corral/ “Doc” (1971)

José Elías García Sánchez, María Lucila Merino Marcos1 y Enrique García Sánchez

Departamento de Medicina Preventiva, Salud Pública y Microbiología Médica. Facultad de Medicina. Universidad de Salamanca (España). 1Departamento de Pediatría del Hospital Universitario de Salamanca

Correspondencia: José Elías García Sánchez. Facultad de Medicina. Alfonso X El Sabio s/n. 37007 Salamanca (España).

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Recibido el 4 de octubre de 2005; aceptado el 6 de noviembre de 2005


Resumen:

La hora de las pistolas (1967) de John Sturges comienza en el famoso duelo en el O.K. Corral mientras que Duelo a muerte en O.K. Corral (1971) de Frank Perry, como sus predecesoras Pasión de los fuertes (1946) y Duelo de titanes (1957) termina en él. Ambas películas muestran la tuberculosis pulmonar de “Doc” Holliday. La primera incide especialmente en sus últimos días en el sanatorio antituberculoso de Glenwood Springs y la segunda, en la que es el protagonista, con sus intensos ataques de tos.

Palabras clave: tuberculosis, tos, dentista, alcoholismo, sanatorio antituberculoso, consumo de drogas.


“Doc” Holliday es el dentista y tuberculoso más famoso del lejano oeste. Sus aventuras como personaje tísico han sido llevadas al cine en varias ocasiones1. Aquí se analizan este personaje y su enfermedad en La hora de las pistolas/ Hour of the Gun (1967) de John Sturges, y en Duelo a muerte en O.K. Corral/ “Doc” (1971) de Frank Perry.


La hora de las pistolas/ HOUR OF THE GUN

Ficha técnica

Título: La hora de las pistolas
Título original: Hour of the Gun
País: Estados Unidos
Año: 1967
Director: John Sturges
Música: Jerry Goldsmith
Guión: Edward Anhalt
Intérpretes: James Garner, Jason Robards, Robert Ryan, Albert Salmi, Charles Aidman, Steve Ihnat, Michael Tolan, William Windom, Lonny Chapman y Larry Gates.
Color: color
Duración: 100 minutos
Género: western
Productora: Mirisch-Kappa Production;The Mirisch Corporation
Sinopsis: Wyatt Earp y sus hermanos, Virgil y Morgan junto con “Doc” Holliday se enfrentan a tres de los hombres de Ike Clanton, que mueren en la acción. A partir de este momento los enfrentamientos entre ambos grupos se suceden hasta que Wyatt acaba con Ike.


Mucho debió gustarle a John Sturges (1911-1992) el personaje de Wyatt Earp y su enfrentamiento con Ike Clanton para dirigir y producir nueve años después de Duelo de titanes una película sobre los mismos personajes. Esta nueva realización fue estrenada el 1 de noviembre de 1967. El guión es original, no una adaptación, se debe a Edward Anhalt, que lo escribió expresamente para esta película. Una excelente banda sonora, debida a Jerry Goldsmith, acompaña a la acción, resaltando el dramatismo que proporciona a la parte inicial y al duelo final de la película.


El argumento

La trama recoge la historia de los enfrentamientos entre Wyatt Earp (James Garner), representante de los intereses de los ciudadanos de Tombstone, la Ley y el Orden, e Ike Clanton (Robert Ryan), un turbio hombre de negocios. Aunque da la impresión de que el antagonismo mutuo viene de lejos, en el film se materializa en la escena del famoso y mítico duelo en el O.K. Corral, que ocupa las primeras secuencias del film. A partir de este momento ambos contrincantes serán los protagonistas de numerosas venganzas y contravenganzas.

Durante los créditos, y con una música en la que hay elementos de percusión, que va creando ambiente, se presenta a los protagonistas, los buenos, Wyatt Earp (foto 1) y “Doc” Holliday (Jason Robards) (foto 2) y el malo Ike Clanton. La acción comienza en Tombstone (Arizona) el 26 de octubre de 1981. Wyatt y sus hermanos, Morgan (Sam Melville) y Virgil (Frank Converse) en compañía de “Doc” caminan hacia el O.K. Corral de Tombstone (puede leerse este nombre en un minúsculo cartel). Pretenden desarmar a Billy Clanton (Walter Gregg) y a los McLowery, que acaban de llegar a la ciudad. Virgil es el alguacil (jefe de Policía) de la localidad y los otros, sus ayudantes. Los dos bandos se enfrentan, Billy y los dos McLowery mueren y Morgan y Virgil resultan heridos, uno en un brazo, el otro en una pierna. Todo el enfrentamiento y sus consecuencias son observados por Ike Clanton, que está desarmado, y por el resto de sus hombres, que no intervienen. Jimmy Bryan (Bill Fletcher), el sheriff del condado, que está a sueldo de Ike, pretende detener a Wyatt y a los suyos bajo la acusación de asesinato, pero el rifle de “Doc” impide esta acción. Tras el entierro se celebra una vista en la que se pone de manifiesto, a pesar del empeño del fiscal por demostrar lo contrario, y gracias a un buen informe forense, que las muertes se produjeron en el desempeño de unos deberes oficiales.

En la ciudad se van a celebrar elecciones a alguacil y Virgil, que repite candidatura, tiene como contrincante a Pete Spence (Michael Tolan), uno de los hombres de Ike. Una noche, mientras sale a hacer la ronda, recibe un balazo desde la oscuridad. Wyat consigue que un testigo presencial le confiese (…“tengo una mujer y un hijo”..., no puedo, ellos me matarán,... a no ser que me prometa que sólo tengo que decírselo a usted y a nadie más”...) que han sido los hombres de Ike. En la vista, los culpables quedan en libertad porque Wyatt no puede aportar este testimonio. Virgil queda inválido y Morgan le sustituye como candidato. Mientras esperan los resultados de la votación jugando una partida de billar, Morgan recibe un balazo por la espalda y antes de morir le comunican que ha ganado las elecciones. Por esta circunstancia Spence consigue, sin vencer, ser el alguacil de Tombstone.

En un tren, Wyatt acompaña a Virgil y a su familia hasta Tucson (Arizona). Van camino de California donde enterrarán a Morgan. Al entrar en el vagón se encuentra a “Doc”. Durante el viaje, Wyatt recibe un telegrama en el que se le comunica que ha sido nombrado jefe de Policía, aunque sin fondos públicos y que organice un pelotón para detener a los asesinos de su hermano. Cuando llegan a Tucson el sheriff, Sherman McMasters (Monte Markham), le advierte que Ike ha mandado pistoleros para intentar acabar con él y con su familia. Wyatt le hace una oferta económica a Sherman para que se integre en el pelotón y los tres regresan a Tombstone tras neutralizar en la estación a los hombres de Ike.

En su rancho, Ike Clanton, tras conocer el fracaso de sus sicarios, pide al sheriff Bryan que con la ayuda de veinticinco hombres intente detener a Wyatt, además hace nombrar a veinte hombres como comisarios de Policía para neutralizar cualquier comité de vigilancia. A pesar de que estos últimos son legalmente ayudantes del alguacil, Spence despide a éste porque no se fía de su capacidad.

Wyatt y sus acompañantes llegan a Tombstone, en la estación le esperan los “ciudadanos honrados de la ciudad”, que han sido desarmados por los comisarios de Spence. Por la presencia de estos y ante la noticia de que Ike ha conseguido un mandamiento de prisión contra él, Wyatt decide continuar en el tren con Sherman. “Doc” baja y consigue nombrar dos nuevos comisarios como ayudantes de su amigo. Los tres se reúnen con Earp y McMasters que han abandonado el tren tras alejarse de Tombstone.

Encuentran una diligencia sin control, el conductor moribundo les comenta que han sido asaltados por Spence que se ha llevado la nómina de la mina. Wyatt va tras él y tras entregarle una orden de arresto y comprobar que tiene el dinero robado lo mata.

De nuevo se encuentra con su grupo. Por la noche juegan una partida. “Doc” apura una botella de whisky, tose y pide otra, pero no hay más. Enfadado y tosiendo, va a por más bebida. Los acontecimientos le llevan a enfrentarse a tres de los hombres de Ike, incluyendo a uno de los que atentaron contra los hermanos de Wyatt. Sale airoso de la confrontación gracias a la ayuda de éste, que mata al asesino de Morgan.

A la mañana siguiente sigue la caza del hombre, el jefe de Policía federal se enfrenta a otro de los hombres que participó en la muerte de Morgan y lo mata con ensañamiento. La recompensa por la detención de los asesinos de su hermano se esfuma, los ha matado a todos. Le dice a sus hombres que lo siente, que pueden marcharse y así lo hacen. “Doc” se queda, le hecha en cara su brutalidad, su deseo de venganza, y le dice que más que órdenes de detención lo que lleva en sus bolsillos son licencias de caza. Wyatt le golpea y “Doc” tiene un ataque de tos. A causa de este empeoramiento lo lleva a un sanatorio antituberculoso en Colorado.

Ante el cariz que van tomando los acontecimientos en contra de sus intereses Ike pide al sheriff Bryan que se deshaga de Wyatt antes de que llegue a Colorado o que consiga su extradición desde este estado.

En Denver conoce por boca de los “notables” de Tombstone que habiendo sobornado a sus hombres han acabado con Bryan y obligado a huir a Ike a Méjico, ahora vive cerca de Nogales. Aunque le piden que vaya de nuevo a su ciudad donde será nombrado jefe de Policía de los Estados Unidos, no les contesta.

Va a visitar a “Doc” al sanatorio antituberculoso donde está ingresado. Wyatt intenta engañarle diciéndole que aceptará el cargo, pero “Doc” no se traga el anzuelo. En el tren, camino de Nogales, se acerca a su amigo y continúan el viaje. Acompañados de los federales de Méjico se topan con los hombres de Ike que transportan ganado robado al Gobierno mejicano. El enfrentamiento es inevitable y se salda con la muerte de algunos de los ladrones, la detección de dos de ellos y la huida del resto. Los dos detenidos, son acribillados a balazos a través de la ventana de la cárcel y este asesinato termina con los testimonios que implicaban a Ike y con la participación de las autoridades mejicanas.

Olvidándose de la ley, van a la caza de Ike al que encuentran en una misión abandonada. Cara a cara, sin mediar palabra, se miran, se enfrentan, desenfundan sus revólveres, suena sólo un disparo e Ike cae.

Wyatt nuevamente va a visitar a “Doc” al sanatorio antituberculoso. Le pregunta si va a volver a Tombstone, lo que significaría que volvería a actuar dentro de la ley como jefe de Policía, le miente y le dice que sí. Después le pide que se vaya. En la salida le espera el médico de Tombstone, el doctor Charles Goodfellow (Karl Swenson), que le pregunta: -“¿estarás en Denver o en Tombstone?”, -“en ninguno de los dos sitios Charles”, -“ya... cuando él... ¿donde estarás?”, -“no lo sé, pero no estaré en esta parte del país... he roto con la ley”. “Doc” juega al póquer con su enfermero, bebe, tose, reconoce que el alcohol es un veneno y gana la partida (foto 3).


El personaje y su tuberculosis

Al finalizar los créditos, una leyenda precisa cuál es el objetivo argumental de la cinta: “esta película se basa en un hecho real. De esta forma sucedieron los hechos”. Así muchos de los aspectos que caracterizan al personaje de “Doc”2 se aproximan más a la realidad que en realizaciones precedentes.

“Doc”, que es el principal coprotagonista del film, aparece en la acción muy pronto, en los créditos, y se le presenta como ayudante del comisario Virgil cargo que ostenta, según confiesa, “por un favor que le debía a Wyatt” y “para defender la ley de las amenazas de Ike Clanton y su pandilla de pistoleros”. A diferencia de obras cinematográficas previas1 aparecen como íntimos amigos desde el principio, tan amigos que “Doc” dice de Wyatt: “Sería capaz de ir al infierno por él”.


En el interrogatorio que le hace el fiscal cuando les acusa de asesinato se pone de manifiesto que es dentista, jugador, tuberculoso y matón:

-Fiscal: “¿Porque abandonó usted su profesión de dentista y se dedicó al juego?

-“Doc”: “¡Qué pregunta mas impertinente!”

Fiscal: “¿Fue debido a su enfermedad?”

-“Doc”: En cierto modo

-Fiscal: o ¿Fue debido a su creciente reputación como asesino?

-“Doc”: “He matado entre 18 y 25 hombres”.


Como en Duelo de titanes, “Doc” dejó de ejercer su profesión de dentista a causa de su tuberculosis pulmonar, aunque el nombre de esta enfermedad no se menciona en ninguna de las dos citas1.

Se sabe que es un buen jugador, dice que es muy bueno, que no necesita hacer trampas. En su última aparición le gana una partida a su enfermero.

Que ha estado siempre al margen de la ley está claro: “Me estoy corrigiendo Wyatt, nunca he estado al lado de la ley, quiero ver cómo se siente uno cumpliéndola”. Sin embargo su ética es superior a la del comisario, se da cuenta que éste se mueve más por el deseo de venganza que por el de justicia. Le aconseja que debe de estar dentro de la ley y cumplirla y éste es su deseo final para él.

Poco después del juicio se hace patente otra de las características del personaje, su afición por el alcohol, cuando aparece bebiendo durante una partida. Es la primera película en la que se muestra a “Doc” como un alcohólico manifiesto, mostrando su dependencia por el alcohol: bebe con fruición, hasta estar ebrio, lo busca cuando no lo tiene y se enfada cuando evitan que beba (foto 4). Tiene conciencia de que es alcohólico y reconoce el daño que el whisky le produce en la evolución de su tuberculosis, "Yo toso cuando bebo", pero sigue bebiendo hasta el final. También Wyatt sabe lo perjudicial que es la bebida para la salud de su amigo. Los efectos de la ebriedad los acusa en alguna ocasión, como cuando no es capaz de vencer a tres de los pistoleros de Ike tras haberse emborrachado y necesita la ayuda de Wyatt. Por el contrario en esta película “Doc no fuma”, para decir verdad nadie fuma, y cuando tose no se cubre su boca con un pañuelo. Por otro lado a diferencia de otros filmes no es un asiduo de los saloones.

Se da por hecho que “Doc” padece una tuberculosis pulmonar. Aunque nunca se diga, el cuadro clínico que se muestra no ofrece ninguna duda. Los síntomas de esta enfermedad empiezan a aparecer cuando la película está muy avanzada, hacia el minuto 60: tose por primera vez tras ingerir alcohol. A partir de este momento, la situación cambia y la tos se hace más frecuente, aparece en accesos, y es más intensa, tanto que le obliga a arrodillarse o a apoyarse en la pared con ambas manos (foto 5). En algún momento da la impresión de que es productiva. Tras una discusión con Wyatt, en la que éste acaba golpeándole, se sigue de disnea (foto 6). En ningún momento se acompaña de hemoptisis. El empeoramiento y deterioro es tal que acaba en un sanatorio antituberculoso (Glenwood Sanitarium) en Glenwood Springs (Colorado), al que le lleva Earp (foto 7). En esta institución disfruta de un ambiente soleado, frío y seco, de buena comida y de reposo (va en silla de ruedas tapado con una manta). En una escena el médico le ausculta (foto 8) y hay una conversación entre ambos que refleja adecuadamente su situación:


-“Doc”: "¿Cómo estoy?"

-Médico: "Tiene usted una orquesta en los pulmones terrible"

-“Doc”: "Pues he seguido sus prescripciones: reposo, aire puro, comida sana,..."

-Médico: "No siga..."

-Médico: "No se ría fuerte, esos pulmones no lo resistirán..."

-Médico: "Amigo mío si no deja la bebida, se irá usted..."

-“Doc”: “Tengo que reconocer que no se anda usted por las ramas“

-Médico: "Vuelva a ponerlo en el invernadero" (al aire puro, frío y seco del exterior) (foto 3).


Es una tuberculosis avanzada, de mal pronóstico, “Doc” lo sabe y se siente desahuciado. Su final no lo recoge la película, pero se da a entender que será próximo.

Jason Robards, cuando coprotagonizó esta película, tenía unos 45 años, peinaba canas, casi 15 más que “Doc” en el duelo en el O.K. Corral, y tenía una constitución que no encajaba con la de un tuberculoso.


Duelo a muerte en O.K. Corral/ “DOC”

Ficha técnica

Título: Duelo a muerte en O.K. Corral
Título original: “Doc”
País: Estados Unidos
Año: 1971
Director: Frank Perry
Música: Jimmy Webb
Guión: Pete Hamill
Intérpretes: Stacy Keach, Faye Dunaway, Harris Yulin, Mike Witney, Denver John Collins, Dan Greenberg, John Scanlon, Richard McKenzie, John Bottoms, Ferdinand Zogbaum, Penelope Allen, Hedy Sontag, James Greene, Antonia Rey, Philip Shafer, Marshall Efron, Fred Dennis, Bruce M. Fischer, Gene Collins, Mart Hulswit y Gene Reyes.
Color: color
Duración: 96 minutos
Género: western
Productora: FP Films
Sinopsis: “Doc” va a Tombstone por requerimiento de su amigo el comisario Wyatt Earp. En la ciudad, éste le comunica que quiere presentarse a las elecciones de sheriff y que él se ocupe del juego, para así ambos hacerse ricos. Antes de llegar a la ciudad conoce a Katie Elder, una prostituta, de la que acaba enamorándose y a Ike Canton, un matón que contribuirá a que Wyatt logre su nombramiento.


Estrenada el 1 de agosto de 1971, se basa en un guión escrito por Pete Hamill que se adapta poco a la realidad histórica. Es la primera película sobre los acontecimientos que rodearon el duelo en el O.K. Corral de Tombstone, narrada desde el ángulo de John Holliday, su protagonista. Sin duda es la más floja de los cintas en las que la tuberculosis de “Doc” está presente. Narrativamente es, además, muy distinta a las analizadas, tiene frecuentes y bruscos cambios de escenas.


El argumento

Aunque el protagonista es “Doc” (Stacy Keach), toda la historia gira en torno a los intereses de Wyatt Earp (Harris Yulin), un personaje que en la cinta carece de cualquier escrúpulo, es capaz de hacer cualquier cosa con tal de conseguir lo que desea. "Doc" baila según el ritmo que le marca Wyatt, aunque sea por amistad. El argumento se completa con el análisis del protagonista y de sus relaciones con Katie Elder (Faye Dunaway), el ya mencionado Wyatt y dos de los Clanton, Ike (Mike Witney) y su sobrino Niño (Denver John Collins).

En la noche, un jinete avanza a duras penas por el desierto a través del fragor de una tormenta. Llega a una taberna y su luz permite identificarle, es joven, viste de negro y en su cara sin afeitar destaca el bigote y una lesión en la nariz (foto 9). En su interior están el tabernero, que es mejicano, dos hombres y una mujer, que está en los brazos de uno de ellos. Consigue beber, aunque sea cerveza caliente, y a la mujer, una prostituta, la consigue ganándola en una partida que juega con Ike Clanton, uno de los hombres, que esta acompañado de su sobrino Niño. Como Ike no acepta de buen grado el resultado de la partida, el hombre se ve obligado a sacar el arma y los arroja al exterior. Pasa la noche en una habitación de la taberna con la mujer, Katie Elder (foto 10), va a Tombstone para ver a un amigo y se identifica como el doctor Holliday, “Doc” para los amigos. A la mañana siguiente, tras aceptar que la mujer le acompañe, se enfrenta al reto de atravesar la última parte del desierto antes de llegar a la ciudad. Esa noche le aclara a Kate que no es médico, sino dentista.

Tombstone es una localidad muy bulliciosa y en ella se separan, Kate va a ejercer su oficio y “Doc” en busca de Wyatt, que es el comisario de la ciudad. El encuentro entre ambos amigos es muy cálido (foto 11) y camino del saloon se encuentran con Ike y Billy Clanton, los hermanos McLowery y Johnny Ringo (Fred Dennis). Ike intenta enfrentarse a “Doc”, pero sus acompañantes se lo impiden y Wyatt los califica como camorristas. El motivo por el que Wyatt ha llamado a “Doc” es sencillo, aspira a ser sheriff de la ciudad, porque este cargo tiene más poder que el de comisario, y que “Doc” se ocupe del juego para hacerse ricos los dos. Llega Kate, alterna y baila con los clientes y Wyatt impide que Ike la aborde. El odio que ambos se profesan es manifiesto. “Doc” juega al póquer y gana siempre. El comisario se da cuenta que el jugador se ha enamorado de la chica.

Wyatt celebra una fiesta en su casa para presentar su candidatura a sheriff de Tombstone. Le acompañan Mattie (Penelope Allen), su mujer, y sus hermanos Virgil (John Bottoms), Morgan (Philip Shafer) y James (Ferdinand Zogbaum). A ella asiste también “Doc” que es blanco de los comentarios de algunos de los asistentes. Cuando está hablando con Clum (Dan Greenberg), el editor del periódico local, el Tombstone Epitaph, sufre un ataque de tos, que empeora cuando al separarse toma whisky (foto 12), y se va.

Al salir de fumar opio en casa de Wong (Gene Reyes) se le acerca Niño. Tras aclararle que es un jugador, que no está a las órdenes de nadie y que no piensa matar a sus tíos, el chico le pide que le enseñe a disparar. Al principio se niega, pero cuando el joven le toca su ego, al decirle que es el mejor, que ha leído mucho sobre él y que es una leyenda, accede.

Tras un ataque de tos en su habitación, baja al saloon. En la barra piensa mientras juega con el agua que dejan en la superficie el fondo de los vasos húmedos. De repente sale y va en busca de Kate que está “trabajando”. La toma a cuestas y la lleva a su hotel. A la mañana siguiente, le regala un precioso vestido blanco y la lleva a una casa que ha alquilado para ambos. En el camino Wyatt, que ha estado viendo un cartel para su campaña, no puede ocultar su desagrado cuando los ve besarse. Para desesperación de “Doc” la casa está tan sucia como una pocilga.

Llega la diligencia, a la que han asaltado llevándose oro por valor de ochenta mil dólares. Wyatt va a por “Doc” y salen hacia el lugar donde ocurrieron los hechos. Allí comprueban que las huellas van hacia el rancho de Clanton. Aunque Wyatt piensa que ha sido Ringo, van al rancho de Ike donde este le propina una soberana paliza.

“Doc”, tras curar a su amigo lo lleva a su casa. Le dice a su hermano Virgil que pacte con Ike, que si le entrega a Ringo, la recompensa será para él. De esta forma piensa que podrá ganar las elecciones de sheriff. “Doc” llega a su casa y su sorpresa es mayúscula al ver que Kate la ha dejado preciosa y limpia como una patena.

En la escena siguiente, Niño mata a un hombre que lo provocó y Wyatt intenta detenerle. “Doc”, que se da cuenta de su responsabilidad por haberle enseñado a disparar, se lo impide y al final se lo lleva detenido el sheriff John Behan (Richard McKenzie).

Tras el debate electoral que mantiene con el sheriff, Wyatt va a ver a Ike. Como éste se niega a entregarle a Ringo, le hace chantaje diciéndole que su sobrino está en la cárcel. En el ínterin, “Doc” lo ha librado pagando una fianza de mil dólares. Después de intentar convencer al muchacho de que el camino que ha tomado no es el correcto, que el hombre al que ha matado deja esposa y dos hijos, para su desesperación éste le dice que quiere ser como él.

En su casa Kate y él se hacen confidencias de enamorados. La mujer le dice que le gustaría ser su esposa y darle un hijo. De nuevo la tos le condiciona la vida y rompe el encanto del momento. El jugador abandona su hogar.

A la mañana siguiente, Wyatt desayuna con una noticia que le sirve Virgil: “Doc” ha pagado la fianza de Niño. Como eso rompe el pacto que tiene con Ike, resuelve matarle y con él a su grupo. Va a por su amigo y sólo encuentra a Kate a la que recrimina que ha cambiado a “Doc”, recordándole que es una prostituta. Lo encuentra en el saloon, dormido sobre sus ganancias, al lado de una baraja y de una botella de whisky. Se reprochan mutuamente sus actuaciones y sus actitudes.

Ante la situación creada por la liberación de Niño, el comisario quiere forzar la situación, sabiendo que Billy Clanton está en un saloon, pide a sus hermanos Virgil y Morgan que vayan a hablar con él. Quiere que le comuniquen que el pacto con Ike se ha roto, que sabe que no ha guardado el secreto, que le va a dar una lección, que va a presentar cargos contra Ike y Niño, acusándoles de robo, y que afirmará que Ike intentó sobornar a un comisario. Deja claro que lo que pretende es provocar a Ike para acabar con él y con su banda. Kate se acerca a verle, busca a “Doc”. No lo ha visto desde por la mañana, quiere que la ayude a buscarle, le comenta que hablaron de cómo han vivido y como piensan hacerlo en un futuro. Wyatt, de forma lapidaria, le dice que no recuerda que nunca llevara a nadie consigo. Kate piensa que esto puede cambiar por la forma que la ama. La muchacha lo encuentra fumando opio en casa del chino (foto 13), ante esto reacciona y quema el negocio del oriental.

Llegan Ike y sus hombres, mientras Wyatt nombra ayudantes a Morgan y Virgil que juran sus cargos. Niño, que ha sido enviado por Ike al pueblo le cuenta a “Doc”, mientras este desayuna -obviamente con whisky- la provocación de Wyatt al decir que se ha roto el pacto, que vienen a enfrentarse con el comisario siete hombres incluido él. Le cuenta esto porque no quiere que muera el jugador.

Se saca una foto, un alfarero trabaja, llega a su casa, coge dinero y sale sin mediar palabra con Kate. En el saloon se une a los Wyatt. Los cuatro, con escopetas, van al encuentro de los oponentes, aunque el sheriff intenta evitar el enfrentamiento.

El viento hace chirriar el rótulo que indica el nombre del corral colgado de un travesaño. En las caras se vislumbra la tensión. El duelo lo inicia Wyatt (foto 14). Niño y “Doc” se encañonan, el muchacho enfunda, pero el jugador le dispara asesinándole de un balazo en el corazón. Todos los oponentes de Wyatt han muerto, pero también su hermano Morgan. “Doc” se retira caminando entre los curiosos, mientras Wyatt, con una actitud miserable, aprovecha el momento para hacer campaña recibiendo unos tímidos aplausos de los congregados. Se acerca a “Doc” y le pregunta por qué mató a Niño y éste le contesta que supone que porque le recordaba demasiadas cosas. Sin mediar más palabras, monta en su caballo y caminando entre los ataúdes de los hombres que ha contribuido a matar se marcha de Tombstone.


El personaje y su tuberculosis

El tramo narrativo que transcurre en la taberna se ocupa entre otras cosas de presentar al protagonista. En los primeros minutos, el espectador se puede dar cuenta secuencialmente, de que viste de negro, que es bebedor, está enfermo, tose, es un jugador profesional y un pistolero. Poco después sabrá su nombre, cuando se lo dice a Kate y antes de llegar a Tombstone, conocerá que es dentista.

Su forma de vestir no sólo es un recurso visual, sino que se insiste en el detalle en la escena de la fiesta en casa de los Earps. Una voz en off de un niño comenta: “va vestido de negro, todo de negro”. Es una vestimenta muy adecuada para un jugador y pistolero.

A partir de este momento, su condición de bebedor se pone de manifiesto en multitud de ocasiones. Con frecuencia están a su lado una botella y un vaso de whisky. El alcohol parece empeorar su tos, los peores ataques se producen cuando está bebiendo. En algún momento es posible que llegue a embriagarse, como cuando Wyatt lo encuentra dormido encima de una mesa en el saloon. Por si esto fuera poco, es fumador y tampoco desdeña el opio.

La enfermedad de “Doc” es una tuberculosis pulmonar. En la mencionada fiesta otra voz en off dice que está tuberculoso y que se está muriendo. Esta condición la manifiesta fundamentalmente por una tos seca que aparece en muchas secuencias. En dos momentos se presenta como importantes accesos. El primero en la fiesta de Wyatt que le obliga a dejar al periodista con el que está hablando. Es tan intensa que expulsa el whisky que tiene en su boca, que acaba tapando con un pañuelo que se tiñe de rojo por una hemoptisis (foto 15). El segundo ocurre en la habitación de su hotel y le produce una intensa disnea (foto 16). Curiosamente en la última parte de la película deja de toser. En algún momento tiene un aspecto sudoroso y los ojos brillantes, como si tuviera fiebre. Al final, el aspecto de “Doc” es similar al del principio. Da la impresión de que la infección pulmonar no le hubiese deteriorado. El sabe que por su proceso tiene los días contados, aunque desea denodadamente vivir y así se lo dice a su amigo Wyatt. Este sentimiento de que le queda poca vida le hace tomar la decisión de abandonar a Kate y de actuar como si no tuviera nada que perder. Los médicos le aconsejaron que por su enfermedad fuera al oeste.

Es un extraordinario jugador, no sólo gana a Kate en una partida, sino que Wyatt espera hacerse rico a su costa. En las mesas de juego el dinero siempre está a su lado. Es un maestro del juego. Se hizo jugador, según confiesa, por casualidad, como ocurren todas las cosas.

Inherente a su condición de jugador está la de pistolero, maneja desde el Derringer a la escopeta, pasando por el revólver. Esta habilidad se la debe a su padre que le enseñó. No sólo es bueno, sino que tiene fama de serlo, es una leyenda según le dice Niño. Ike Clanton lo teme.

Una conversación que tiene con Niño da a conocer que es de origen sureño, su padre combatió con la confederación: De Richmond se desplazó a Baltimore donde estudió para hacerse dentista y luego fue al oeste a Fort Griffin por motivos de salud y más tarde Dodge City.

Se le muestra como poseedor de una relativa complejidad psicológica. Piensa, reflexiona, le gustaría cambiar y dejar algo que permaneciera. Tiene una actitud ambivalente como le comenta a Kate. A Niño le dice que no va a matar a nadie y sin embargo lo acaba asesinando. Primero le enseña a disparar, luego se arrepiente por las consecuencias y termina matándole porque le recuerda demasiado a él.

Es taciturno, amargado, solitario, independiente, sin sentido del humor, con cierto grado de egolatría, sensible, leal, culto y enamorado. Que es culto se puede deducir de la escena en la que se le ve dormido con un libro en sus manos. Stacy Keach hace una excelente interpretación de “Doc”.

La interpretación de Stacy Keaps se puede calificar de excelente aunque su fenotipo no era el de un tuberculoso clásico. Cuando protagonizo esta película, tenía una edad similar a la de “Doc” en el momento de los hechos, 30 años.


Estudio comparativo

Poco tiene que ver La hora de las pistolas con Pasión de los fuertes y Duelo de titanes. Su acción comienza donde termina las anteriores en el duelo en el OK Corral. En él que no participa Ike Clanton ni Latigo (Jorge Russek) ni “Doc” es herido. No aparece Jimmy Earp en la acción y el motivo del enfrentamiento entre los dos bandos no queda claro. El malvado de esta película es Ike Clanton que es un hombre de negocios, un ganadero. Hay una misoginia patente. La única mujer que aparece, y sin un papel relevante en la trama, es la mujer de Virgil. Ninguna otra está presente en la vida de los otros personajes, ni prácticamente en ningún plano. La acción transcurre en los alrededores, de Tombstone, Tucson, Denver, Glenwood Springs y Sonora (Méjico).

En Duelo a muerte en O.K. Corral Wyatt, Virgil, Morgan y “Doc” se enfrentan a Ike y seis de los suyos mueren en el enfrentamiento junto con Morgan. El personaje de Ike no está bien perfilado: es un mugriento matón, un ganadero sin reses. Quien está bien caracterizado es Wyatt, un tipo de escasa categoría moral bien interpretado por Harris Yulin. Jimmy Earp aparece en la acción, pero tan sólo en una escena. En esta película juega un importante papel la que fue querida de "Doc", "Big Nose Kate", Katie Elder2. Se la presenta como una prostituta que ejerce su oficio, deslenguada y descarada. Este personaje también aparece en Duelo de titanes, aquí bajo el alias de Kate Fisher. En Pasión de los fuertes, la chica de “Doc” es Chihuahua. Está claro que estas dos últimas mujeres son también meretrices, pero el ejercicio de su profesión se limita en su caso a una infidelidad a “Doc”. El ex dentista primero utiliza a Katie Elder y luego se enamora de ella, este amor es correspondido y hace que la mujer muestre su ternura, sensibilidad y dotes para la casa. Salvo la secuencia en el desierto, toda la acción transcurre en Tombstone. Otras mujeres que juegan algún papel son Mattie Earp, Celia Ann Blaylock “Mattie” Earp la mujer de Wyatt, personaje real en la vida del famoso comisario y Alley Earp (Hedy Sontag), Allie, la mujer de Virgil3.

El “Doc” de Sturges es serio, pero tiene un cierto sentido del humor, que en ocasiones podría clasificarse como negro. Baste un ejemplo, en el sanatorio antituberculoso un enfermero lo saca al exterior y cuando se quedan solos, le da una botella de whisky y que dice “es veneno puro” y cuando se la devuelve al sanitario que esta tras él y que bebe a hurtadillas “si yo fuera usted no lo bebería”. Viste de negro y tiene bigote. El “Doc” de Perry también es serio y no muestra ni una brizna de humor, como no podía ser menos va de negro y tiene bigote

En La hora de las pistolas se incide sobre el gran deterioro pulmonar de “Doc” y su estancia final en el sanatorio antituberculoso, en Duelo a muerte en O.K. Corral en dos ataques de tos de gran intensidad uno de ellos con hemoptisis.

Ambas películas se realizaron en una época en que el western ya no estaba de moda y por ello su impacto en la historia de este género cinematográfico ha sido limitado. Aunque no están a la altura de sus predecesoras son dos cintas aceptables particularmente la primera y la primera mitad de la segunda. Como otros filmes precedentes sobre los personajes tienen numerosas inexactitudes históricas, pero menos. En la primera apenas aparecen mujeres y en la segunda, por ejemplo, el comisario de Tombstone fue Virgil no Wyatt y Kate se marchó con “Doc” de esta ciudad no lo abandonó. Donde no faltan a la verdad es en la tuberculosis pulmonar de John Holliday, “Doc”.

Tabla 1: la tuberculosis de “Doc” Holliday

Película La hora de las pistolas Duelo a muerte en O.K. Corral
Accesos de tos seca crónica Sí* Sí*
Hemoptisis No
Fiebre No
Disnea
Mal estado general Sí (en dos ocasiones)
Empeoramiento No
Participación de un médico No
Sanatorio antituberculoso No
Exitus Se prevé No
Factores añadidos Alcoholismo Alcoholismo, tabaquismo

*A veces se muestra aislada


Referencias

  1. García Sánchez JE, Merino Marcos ML, García Sánchez E. La tuberculosis de “Doc” Holliday en el cine. Pasión de los fuertes/ My Darling Clementine (1946) y Duelo de titanes/ Gunfight at the O.K. Corral (1957) Rev Med Cine [serie en internet]. 2005 [citado 3 octubre 2005]; 1: 115-125: [11 p.] Disponible en: este enlace
  2. Myers, J. Doc Holliday. Lincoln: University of Nebraska Press; 1973.
  3. Tefertiller, C. Wyatt Earp : The Life Behind the Legend. Nueva York: John Wiley and Sons; 1997.

Foto 1: Wyatt Earp

Foto 2: "Doc" Holliday

Foto 3: en el sanatorio antituberculoso

Foto 4: "Doc" y el alcohol

Foto 5: la tos de "Doc"

Foto 6: la disnea de "Doc"

Foto 7: el sanatorio antituberculoso de Glenwood

Foto 8: el médico ausculta a "Doc"

Foto 9: primera aparición de "Doc"

Foto 10: Katie Elder

Foto 11: "Doc" encuentra a Wyatt

Foto 12: "Doc" tiene un intenso ataque de tos y expulsa el whisky que está bebiendo por la boca

Foto 13: el opio y "Doc"

Foto 14: duelo en el OK Corral

Foto 15: "Doc" tiene una hemoptisis

Foto 16: tos y disnea