A partir del volumen 13 número 1 de 2017 la Revista de Medicina y Cine se encuentra alojada en

http://revistas.usal.es

El carpintero estadounidense y el jardinero africano: vidas paralelas en la Medicina y el Cine

Guillermo Enrique D’Ottavio Callegari1, María Eugenia D’Ottavio Callegari2 y Alberto Enrique D’Ottavio Cattani1, 3

1Cátedra de Histología y Embriología, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Nacional de Rosario, Rosario (Argentina);
2Licenciatura de Psicopedagogía, Universidad Nacional de San Martín (en convenio con la Fundación del Gran Rosario) Rosario (Argentina);
3Consejo de Investigaciones, Universidad Nacional de Rosario, Rosario (Argentina).

Correspondencia: Alberto Enrique D’Ottavio - Matheu 371 - 2000 Rosario (Santa Fe) (Argentina).

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

Recibido el  15 de agosto de 2006; aceptado el 27 de octubre de 2006


Resumen:

Este trabajo rescata las vidas paralelas de dos hombres: Vivien T. Thomas, el carpintero estadounidense, y Hamilton Naki, el jardinero africano, que, viviendo en ambientes hostiles de falta de medios y de segregación racial, llegaron a sobresalir de tal modo en la Medicina que ambos contribuyeron de manera significativa a ella, junto a médicos del renombre de Alfred Blalock y Christian Barnard. A su vez, uno y otro recibieron el doctorado honoris causa sin poder haber sido médicos (como era su deseo), son destacados en sus respectivos países de nacimiento y merecieron  reconocimientos fílmicos (Partners of the Heart (2003) de Bill Duke y Andrea Kalin y A corazón abierto/ Something the lord made (2004) de Joseph Sargent para Vivien T. Thomas y un documental en proyecto Hands of a Forgotten Hero para Hamilton Naki), susceptibles de servir de ejemplo a alumnos y profesionales de la salud en particular y al público en general así como de ser debatidos en los aspectos académicos, ético-morales y humanos que ofrecen.

Palabras clave: Vivien T. Thomas, Hamilton Naki, cirugía cardiaca, tetralogía de Fallot, bebés azules, transplante cardiaco.


El carpintero estadounidense

Vivien Theodore Thomas (foto 1) fue un técnico quirúrgico afro-americano que, en la década de los 40, desarrolló una técnica quirúrgica para tratar la tetralogía de Fallot.

Nació en New Iberia, cerca de Lago Providencia (Louisiana, Estados Unidos) el 29 de agosto de 1910. Su familia se trasladó posteriormente a Nashville (Tennessee), donde en la década de los 20, estudió en escuelas públicas, entre ellas, en la Pearl High School (conocida ahora como Pearl Cohn Magnet High School) en un sistema educativo marcado por la segregación racial. Trabajó como carpintero para financiarse sus estudios y en 1929 se matriculó como estudiante pre-médico en el Tennessee Agricultural and Industrial College. La gran depresión, iniciada este año, le arrebató sus ahorros y le forzó a abandonar los estudios que había comenzado y a emplearse en 1930 como ayudante en el laboratorio de Alfred Blalock (foto 2) en la Vanderbilt University (Nashville, Tennesse). Sus habilidades como ayudante de cirugía y de  investigador asociado (juntos investigaron las causas del choque hipovolémico que derivaría luego en el síndrome de aplastamiento), condujeron a Blalock a llevarlo consigo cuando se mudó a la John Hopkins University (Baltimore, Maryland) durante 1941. Fueron con él, su esposa Clara y su hijo. En 1943, Blalock comenzó a colaborar con la doctora Helen Taussig (foto 3), que tenía una idea de cómo tratar el síndrome de los “bebés azules” (tetralogía de Fallot y otras cardiopatías congénitas). La doctora Taussig también sufrió discriminación, en su caso de género, ya que si bien la John Hopkins University que admitía mujeres la aceptó; sólo la contrató como profesora titular cuando ya era reconocida internacionalmente y tras dieciséis años de desempeñar un puesto como mera instructora. Además, Taussig fue una adelantada en su tiempo pues apoyaba el ingreso de la gente de color a las  facultades de medicina y al sistema de seguro social Medicare y el derecho al aborto. Ella sugería que un procedimiento adecuado para mejorar el síndrome de los “bebés azules” sería aumentar el flujo sanguíneo desde el corazón a los pulmones, lo que suponía el desarrollo de una técnica quirúrgica harto complicada y demandaba la creación de nuevos instrumentos médicos. Thomas entendió su idea y, tras dos años de trabajo y de experimentos con 200 perros, desarrolló un procedimiento quirúrgico experimental satisfactorio. La primera perra operada, llamada Ana, es el único animal cuyo retrato cuelga de las paredes de la John Hopkins University. A fines de 1944, Blalock, asistido por Thomas, operó a la primera paciente, Eileen Saxon, que sólo sobrevivió dos meses. Sin embargo, el siguiente paciente, una niña de once años, recibió el alta hospitalaria a las tres semanas de ser intervenida. Ambos casos y un tercero más, el de un niño de 6 años, fueron el núcleo de un artículo publicado por Blalock y Taussig en 1945 en el Journal of the American Medical Association (Blalock A, Taussig H. The surgical treatment of malformations of the heart in which there is pulmonary stenosis or pulmonary atresia. JAMA 1945; 128:189-202) en el que Vivien Thomas ni siquiera fue mencionado. Obviamente el procedimiento se conoce como de Blalock-Taussig. En un año, se realizaron más de 200 operaciones.

Mientras tanto, Thomas comenzó a formar a otros cirujanos en el procedimiento, pero su precariedad salarial le obligó a trabajar simultáneamente como camarero. Sin embargo, y tras negociar con Blalock,  llegó a ser en 1946 el técnico mejor pagado de la John Hopkins University. En 1947, Thomas intentó reiniciar sus estudios de medicina pero, aunque se inscribió en la Morgan State University, al poco tiempo la realidad le hizo abandonar la idea. Blalock, que mantuvo una dualidad favorable-desfavorable respecto de la raza de Vivien Thomas en lo referido a reconocimientos internos e impedimentos externos, murió a los 65 años habiendo trabajado 34 de ellos con Thomas.

En 1975, la "John Kopkins University" reconoció la labor de Thomas con un doctorado honorario en leyes, ya que ciertas restricciones le imposibilitaron hacerlo en Medicina.

Thomas plasmó su vida en Partners of the Heart: Vivien Thomas and His Work with Alfred Blalock cuya última edición editada por University of Pennsylvania Press data de 1998 (foto 4). Falleció a los 75 años, el 26 de noviembre de 1985.

La “Johns Hopkins Medicine” ha creado la “Vivien Thomas Fund” con el fin de aumentar la diversidad en la John Hopkins University School of Medicine, rompiendo  barreras económicas y raciales 1-4.


A corazón abierto/ Something the lord made (2004), un filme para la televisión sobre Vivien Thomaa<

/p>
Ficha técnica

Título: A corazón abierto
Título original: Something the lord made
País: Estados Unidos
Año: 2004
Director: Joseph Sargent
Música: Christopher Young
Guión: Peter Silverman y Robert Caswell
Intérpretes: Alan Rickman, Mos Def, Kyra Sedgewick, Gabrielle Union, Mary Stuart Masterson y Charles Dutton.
Color: color
Duración: 104 minutos
Género: drama
Productora: Home Box Office (HBO) y Nina Saxon Film Design
Sinopsis: biopic sobre Vivien Theodore Thomas en la que se resalta su relación con el doctor Alfred Blalock y sus aportaciones al campo de la cirugía cardiaca.
Premios: premios Emmy a la mejor película realizada para televisión, mejor fotografía y mejor montaje, entre otros muchos.


Esta película dirigida por Joseph Sargent narra la historia que vinculó a Vivien Theodore Thomas  (Mos Def) y Alfred Blalock (Alan Rickman) (foto 5) que -en el marco del segregacionismo sureño de los Estados Unidos en los años cuarenta- desafiaron las reglas de su época produciendo una revolución médica. Joseph Sargent es un director que ha realizado interesantes biopics para la televisión, algunos de temas médicos.

La narración se hace desde la perspectiva de Thomas. La trama se centra en los avatares que el Dr. Blalock, blanco, adinerado y jefe de Cirugía en la John Hopkins University, y su asistente de laboratorio, Vivien Thomas, negro, pobre, habilidoso carpintero y técnico de cirugía e investigación, tuvieron que pasar para gestar una técnica quirúrgica sin precedentes para resolver el compromiso cardiorrespiratorio de los “bebés azules”. Si bien conformaron un excelente equipo de trabajo y llegaron a ser buenos amigos, ambos ocuparon lugares muy distintos en la sociedad; así, mientras ambos abrieron un nuevo y progresivo campo en la medicina con las operaciones a corazón abierto, las presiones sociales amenazaron con esterilizar su labor pionera y perturbar su amistad. La película se ajusta de modo bastante estricto a lo vivido por Thomas y Blalock.

El ambiente en el que transcurre la trama es de clara discriminación racial plasmada en la actitud institucional de la "John Hopkins University". Las aportaciones de Thomas en el desarrollo de procedimientos quirúrgicos experimentales e instrumentales están claramente reflejadas la utilización de ellas, en todos los sentidos (empleo y no respeto intelectual) por parte de Blalock también. La evolución en la relación personal entre ambos, igualándose, y el reconocimiento institucional no fue sólo fruto de las circunstancias, sino también del progreso social. La actuación de la Doctora Helen Taussig (Mary Stuart Masterson), fundadora de la cardiología pediátrica a pesar de su dislexia y posterior sordera, se resalta en la cinta.


Partners of the Heart (2003), un filme documental para la televisión sobre Vivien Thomas

Ficha técnica

Título: Partners of the Heart
Título original: Partners of the Heart
País: Estados Unidos
Año: 2003
Director: Andrea Kalin
Música: Joseph Vitarelli
Guión: Andrea Kalin y Lou Potter.
Intérpretes: Beau James, Chris Haley, Jane Leuders y John Dryden.
Color: color
Duración: 60 minutos
Género: documental e histórico
Productora: Duke Media y Spark Media Inc.
Sinopsis:documental sobre Vivien Theodore sus aportaciones, sus compañeros de viaje, el Doctor Alfred Blalock y la Doctora Helen Taussig y su entorno social.


Este filme es uno de los capítulos, el 81, de la serie de televisión The American Experience que se ocupa de diversos aspectos de la historia norteamericana y sus aportaciones. Lleva el título de la obra autobiográfica de Thomas (foto 6).


El jardinero africano

Hamilton Naki (foto 7) nació el 26 de junio de1926 en Ngcingane, un pequeño poblado cerca de Centani in Transkei (Sudáfrica).

Concluyó su escuela primaria en esa localidad y a los 14 años se trasladó a Ciudad del Cabo en busca de trabajo. Lo consiguió como jardinero en la Universidad de Ciudad del Cabo donde, durante 10 años, se ocupó del mantenimiento de las canchas de tenis y de los jardines de la Universidad.

A pesar de que Robert Gotees, de la Facultad de Medicina, lo destinó, además, a cuidar animales de laboratorio y de que pronto se involucró en anestesias, cirugías y cuidados posquirúrgicos de animales, no pudo estudiar Medicina y fue excluido de los anfiteatros de cirugía durante el apartheid (destinados exclusivamente a los blancos).

Cuando Christian Barnard, contrario a la segregación racial, regresó de Estados Unidos para iniciar técnicas de trasplante cardiaco, Hamilton Naki se enroló como su asistente y contribuyó en el desarrollo de las mismas.

Fue él quien extrajo, del cuerpo de la donante, el corazón para ser transplantado en el odontólogo Louis Washkansky en 1967 y lo hizo como cirujano clandestino ya que no podía operar pacientes ni tocar sangre de blancos.

Asimismo, él instruyó debidamente a miles de estudiantes de Cirugía sin recibir reconocimiento alguno. Más aún, en una fotografía publicitaria en la que apareció por descuido junto a Barnard se lo identificó sólo como un sonriente jardinero. Con posterioridad, Barnard elogió su rol de maestro y sus habilidades quirúrgicas. Más allá de figurar en la lista del hospital como jardinero, él recibía la paga de un técnico superior de laboratorio, la mayor que podía percibir alguien no diplomado.

Se le permitió operar y dictar conferencias a profesores médicos hasta su retiro. Barnard mismo admitió, antes de morir, que “Naki tiene probablemente mayores habilidades técnicas que las que yo poseo”.

Él empleó tales aptitudes en entrenar a más de 3.000 futuros cirujanos. Mientras tanto, utilizaba la hora del almuerzo para leer la Biblia a los desposeídos en el cementerio local y para advertirles acerca de lo nocivo del alcohol y de la marihuana.

Naki se retiró en 1991 con una pensión de jardinero de 275 dólares mensuales. Durante su jubilación, adaptó un autobús como clínica ambulante para el área de su hogar y patrocinó una escuela en Eastern Cape con donaciones recibidas de médicos que él había entrenado.

Terminado el apartheid, recibió en 2002 el título honorario de Magister Scientarum en Cirugía de la Universidad de Ciudad del Cabo y en 2003, de manos del presidente Thabo Mbeki, la Orden Nacional de Mapungubwe en bronce, uno de los más prestigiosos premios sudafricanos. En 2005, poco antes su muerte y cuando Mbeki hizo su discurso presidencial ante el parlamento sudafricano Naki era uno de los guardas de honor.

Murió de un ataque cardíaco el 29 de mayo de 2005 a los 78 años. Nunca reclamó por las injusticias sufridas durante su vida. Y aunque se le ha valorado, tal reconocimiento no equipara el logrado en la actualidad por Vivien Thomas5-7.


Hands of a Forgotten Hero, un filme documental en marcha

La sudafricana Ad-Astera Productions tiene la intención de filmar, bajo dirección de Dirk de Villiers, un documental de 52 minutos para la televisión sobre la vida de Hamilton Naki titulado Hands of a Forgotten Hero. Para ello la compañía cinematográfica Winguardium Leviosar Productions recibió en 2003-2004 fondos de la National Film and Video Foundation de Sudáfrica8.


Consideraciones finales

Un carpintero y un jardinero negros, ambos en ambientes hostiles por cuestiones raciales, superan las adversidades de su época, se enancan en sus habilidades y sobresalen, poniéndose al nivel, e incluso, superando en determinados aspectos, a sus mentores blancos.

Sus trayectorias son ejemplares y los filmes que establecen la ligazón entre Medicina y Cine en estas vidas paralelas, con su cuota de grandeza humana y de inhumana perversidad, resultan dignos de ser presenciados por alumnos y profesionales de la salud, en particular, y por el público en general así como de ser debatidos en los aspectos académicos, ético-morales y humanos que ofrecen.


Referencias

  1. Timmermans S. A Black Technician and Blue Babies. Soc Stud Sci. 2003; 33: 197-229.
  2. historiadelamedicina.org [base de datos en Internet]. Valencia (España): Helen Brooke Taussig;  Enero, 2005  - [citado 10 julio 2006].; [alrededor de 6 p.]. Disponible en:
    este enlace
  3. Alan Mason Chesney Medical Archives of Johns Hopkins Medical Institutions [base de datos en Internet]. Baltimore (Md): The Vivien T. Thomas Collection; 1999 - [citado 18 julio 2006].; [alrededor de 2 p.]. Disponible en:
    este enlace
  4. Johns Hopkins Medicine [base de datos en Internet]. Baltimore (Md): Vivien Thomas Fund; 2006 - 1999 - [citado 10 julio 2006].; [alrededor de 2 p.]. Disponible en:  este elace 
  5. Battellini R.: Hamilton Naki: el cirujano clandestino. Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares [página web en Internet]: Historias de la cirugía cardiovascular; 2006 -  [citado 10 julio 2006].; [alrededor de 1 p.]. Disponible en:
    este enlace
  6. africanamerica.org [página web en Internet]: Hamilton Naki - African medical pioneer passes; Junio, 2005 - [citado 10 julio 2006].; [alrededor de 4 p.]. Disponible en:
    este enlace
  7. Richmond C. Obituary Hamilton Naki. BMJ 2005; 330: 1511.
  8. National  Film and Video Foundation [página web en Internet] South Africa: Funding for 2003/2004 [citado 10 julio 2006].; [alrededor de 2 p.]. Disponible en:
    este enlace

Foto 1: Vivien Theodore Thomas

Foto 2: Alfred Blalock

Foto 3: Helen Taussig

Foto 4: Portada de Partners of the Heart: Vivien Thomas and His Work with Alfred Blalock

Foto 5: Blalock y Thomas interpretados por Alan Rickman y Mos Def

Foto 6: Partners of the Heart

Foto 7: Hamilton Naki