A partir del volumen 13 número 1 de 2017 la Revista de Medicina y Cine se encuentra alojada en

http://revistas.usal.es

El secreto de Vera Drake (2004) y Las Normas de la Casa de la Sidra (1999): el aborto en el cine y su utilización en la docencia

María Teresa Icart Isern1, Rosa Rozas García1 y María del Carmen Icart Isern2

1Departamento de Enfermería de S. Pública, S. Mental y Materno-Infantil. Universidad de Barcelona (España).

2Área Básica de Salud “Sant Josep”. Instituto Catalán de la Salud. Barcelona (España).

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Recibido el 10 de junio de 2007; aceptado el 2 de julio de 2007


Resumen:

El Secreto de Vera Drake (2004) de Mike Leigh y de Las Normas de la Casa de la Sidra (1999) de Lasse Hallström presentan la interrupción voluntaria del embarazo y las circunstancias que la rodean en un total de diez abortos y un parto.

El Secreto de Vera Drake nos muestra a una mujer de clase media-baja que “ayuda a chicas jóvenes” a poner fin a embarazos no deseados sin aceptar dinero a cambio. Su secreto se desvelará cuando una de las jóvenes a la que practicó un aborto sufre complicaciones y es condenada. Las Normas de la Casa de la Sidra presenta la historia de Homer Wells, un joven que nace y crece en un orfanato donde su responsable, el Dr. Larch, le enseña a asistir partos y a practicar abortos. Un día Homer siente la necesidad de volar libre fuera del orfanato e inicia un viaje que le acercará a otras realidades que le llevarán a reconsiderar su postura en contra del aborto.

Ambas películas pueden ser un material útil para estudiar aspectos clínicos, éticos y sociodemográficos del aborto inducido en las enseñanzas de medicina, enfermería y matrona.

Palabras clave: aborto, ética, embarazo no deseado, enseñanza, profesiones sanitarias.


Introducción

La interrupción voluntaria del embarazo y las circunstancias que la rodean es un problema con fuerte contenido ideológico respecto al cual el espectador suele mantener posiciones bastante inamovibles. No obstante, las escenas (imágenes y diálogos) de algunas películas [El Secreto de Vera Drake/ Vera Drake (2004) de Mike Leigh, Punto y aparte (2002) de Francisco del Toro, Las Normas de la Casa de la Sidra/ The Cider House Rules (1999) de Lasse Hallström, Si las paredes hablasen/ If These Walls Could Talk (1996) de Nancy Savoca, Waterland (1992) de Stephen Gyllenhaal, entre otras] constituyen un material adecuado para analizar cuestiones éticas1, para estudiar aspectos clínicos (obstétricos) de la intervención (aborto) y sociodemográficos de las mujeres que se someten a un aborto.

La selección de El Secreto de Vera Drake y de Las Normas de la Casa de la Sidra se debe a que, entre ambas, presentan un total de diez casos de aborto provocado que son tratados con más o menos detalle; además, se hace referencia a otros problemas de salud: cirrosis hepática, drogodependencias, encefalitis, peritonitis y dificultad respiratoria severa.


El Secreto de Vera Drake (2004)

Ficha técnica

Título: El Secreto de Vera Drake
Título original: Vera Drake
País: Gran Bretaña
Año: 2004
Director: Mike Leigh
Música: Andrew Dickson
Guión: Mike Leigh
Intérpretes: Imelda Staunton, Philip Davis, Peter Wight, Adrian Scarborough, Heather Craney, Daniel Mays, Alex Kelly, Eddie Marsan, Ruth Sheen y Liz White.
Color: color
Duración: 125 minutos
Género: drama
Productoras: Les Films Alain Sarde, Film Council, The Inside Track, Thin Man Films e Ingenious Film Partners
Sinopsis: Vera Drake es una mujer de unos cincuenta años, de clase media-baja, que vive con su marido Stan (empleado en el taller mecánico de su hermano) y sus dos hijos: Ethel (prueba bombillas en una fábrica) y Sid (trabaja en una sastrería). Vera es una mujer feliz que guarda un secreto, el de ayudar a chicas jóvenes, sin aceptar dinero a cambio, a poner fin a embarazos no deseados. Cuando una de estas jóvenes sufre complicaciones la Sra. Drake verá interrumpida la vida apacible que ha construido junto a su familia.
Premios y nominaciones: León de Oro a la mejor película y Copa Volpi a la mejor actriz (Imelda Staunton) en el Festival de Cine de Venecia 2004. Premio del Cine Europeo 2004 a la mejor actriz. Candidata a los Globos de Oro 2005 a la mejor actriz, y a los Oscar al mejor director, actriz (Imelda Staunton) y guión original.

El Secreto de Vera Drake se estructura en tres partes: la introducción, donde se presenta a los personajes y su entorno familiar, social y laboral; el desarrollo, que arranca con el primero de los seis abortos que Vera (Imelda Staunton) realizará en los siguientes 50 minutos y el desenlace, marcado por la denuncia efectuada por la madre de una joven a la que Vera ha practicado un aborto.

La película se inicia con una imagen de Vera, una mujer madura, casi sonriente, que regresa a su casa tras visitar a un enfermo. En un piso modesto Vera prepara la cena que compartirá con su familia: su marido, Stan (Philip Davis), y sus hijos, Ethel (Alex Nelly) y Sid (Daniel Mays). La banda sonora, los decorados y el tema de la sobremesa que sigue a la cena que la familia de Vera comparte con Reg (Eddie Marsan) (a quien Vera contempla como posible yerno), nos sitúan en el Londres de los años posteriores a la II Guerra Mundial, donde se rememoran episodios del conflicto (la invasión de Dunkerke, el bombardeo en que murió la madre de Reg, etc.).


Características de los abortos

En el minuto 19 se produce el primer aborto, el de una joven a la que Vera intenta tranquilizar (tabla 1). En la cocina del apartamento de la chica, Vera realiza los preparativos: pone agua a hervir e indica a la joven que se acueste sobre una toalla dispuesta encima de la cama. Mientras, Vera saca de su cesta una bolsa de tela que a su vez contiene una caja metálica y un paquete del que extrae una botella y un rallador. En el interior de la caja se observan: un cepillo de uñas, una pera con tubo de goma y cánula y una pastilla de jabón. Acto seguido, ralla un poco de jabón en la palangana y añade un chorro de la botella. El siguiente plano muestra a la joven sentada en la cama con una mirada desconcertada, algo aturdida, se oye su respiración angustiada. Aún en la cocina, Vera se frota las uñas con el cepillo, luego vierte el agua en la palangana, que contiene la pera y la cánula, y se dirige a la habitación.

Tabla 1: detalles de los abortos de El Secreto de Vera Drake (2004)

Foto 1: visita y exploración médica de la joven que aborta en una clínica privada

Foto 2: Vera Drake y su familia junto a su futuro yerno (derecha) y cuñados (izquierda)

Foto 3: Vera Drake ante la llegada de la policía. En segundo plano sus hijos y marido

Vera Drake (Imelda Staunton). Cartel español

Foto 4: Homer en la plantación de manzanas de la familia de Wally

Foto 5: Homer lee las Normas que dan título a la película

Foto 6: Homer leyendo la correspondencia que intercambia con el Dr. Larch

Foto 7: Candy explica a Rose su experiencia (aborto) e intenta ayudarla

Foto 8: el Sr. Rose yace herido de muerte en su camastro

Foto 9: Homer lee la carta que le comunica la muerte accidental del Dr. Larch por sobredosis de éter

Los protagonistas de Las Normas de la Casa de la Sidra Homer Wells (Tobey Maguire) y Candy (Charlize Theron). Cartel español

Aborto 1 Aborto 2 Aborto 3 Aborto 4 Aborto 5 Aborto 6 Aborto 7
Minuto 19 28 32 37 42 46 52
Edad 25-30 45-50 30-35 24 22-25 35-40 18-20
Clase Social Media Baja Burguesa Alta Pobre (mulata) Media Media-baja
Estado civil Soltera (¿) Casada. Tiene siete hijos Reincidente Soltera Violación Adulterio
Emociones Pánico
Vergüenza
Miedo
Ansiedad
Culpabilidad
Desconfianza
Nerviosa
Desenfado
Pedantería
Desesperación
Miedo
Soledad
Tristeza
Miedo
Culpabilidad
Nerviosismo
Nerviosismo
Ansiedad
Preocupación
Aborto Se visualiza la técnica y el instrumental utilizados en el aborto Pocos detalles Pocos detalles Ningún detalle del aborto Pocos detalles Pocos detalles Pocos detalles
Observaciones Explicaciones previas sobre el procedimiento. Distrae durante el aborto. Explicaciones sobre lo que sucederá después del aborto Amiga acompaña.
Brindis para que todo vaya bien
Exploración por un facultativo que planifica el aborto (150 libras). Derivación a un psiquiatra y entrevista Madre acompaña. Exploración médica tras presentar complicaciones
Lugar Sobre una toalla extendida encima de la cama Sentada al borde de la cama Clínica privada (con enfermeras) Habitación pobre

El fundido en negro, sumado a las palabras de Vera (Ya estoy aquí), y el sonido de la puerta que se cierra, muestran la habitación donde la joven aguarda y, por si quedaba alguna duda, se nos revela el secreto de Vera.

Vera explica lo que hará: ...tocar un poco para ver que todo esté como debe estar. Comenta que introducirá un poco de agua jabonosa dentro, aconseja a la mujer que se relaje y va detallando las maniobras que realiza (moja su mano, palpa, introduce la cánula, anuncia que entrará el agua, etc.). La mención al trabajo de la chica y al cambio del tiempo, son simples fórmulas para distraerla; mientras, se observa la introducción del agua, hasta que a la pregunta: ¿Lo sientes lleno?, la chica responde afirmativamente. Vera da por acabado su trabajo. En la cocina, se pone el abrigo (en ningún momento se ha quitado el sobrero), regresa a la habitación y explica a la chica lo que ocurrirá a partir de ese momento: mañana o pasado sentirá un poco de dolor ahí abajo, irá al baño, empezará a sangrar y... todo se irá, y aclara: Todo habrá terminado; te sentirás muy bien.

Aparece en escena Lilian (Ruth Sheen), la mujer que pone en contacto a Vera con las mujeres que deciden abortar.

El siguiente aborto (minuto 28), el de una mujer madre de siete hijos, se desarrolla rápidamente, Vera no se quita ni el sombrero, ni el abrigo. El marido de la mujer, enfermo e ignorante de la decisión de su esposa, está en la habitación contigua con algunos de sus hijos. Se repite el uso de agua jabonosa y desinfectante. Durante toda la intervención, y por indicación de Vera, la mujer permanece sentada al borde de la cama.

Vera también atiende a mujeres burguesas, es el caso del siguiente aborto (minuto 32), que corresponde a una reincidente a la que acompaña una amiga con la que bebe y bromea acerca de la apariencia de Vera.

A continuación se presenta el único aborto no realizado por Vera (minuto 37). Es el de una joven de clase alta, violada por su novio siendo virgen, y que es visitada por un facultativo que la explora (foto 1), fija las condiciones del aborto (150 libras) y la remite a un psiquiatra. Tras la entrevista, para la cual la chica ha sido advertida que debe mostrarse deprimida (en realidad lo está) y alegar algún trastorno psíquico en la familia, el psiquiatra aconseja el aborto. No hay imágenes del mismo, sólo sabemos que se produce en el clima relajado y confortable de una clínica privada.

La música sirve de transición al siguiente aborto (minuto 42), el de una joven mulata. Los planos medios y primeros destacan el miedo, la soledad y la desesperación de la muchacha, emociones que no escapan a Vera quien, una vez más, explica la próxima sensación de dolor, el sangrado y que al final se encontrará, en palabras de Vera, perfectamente.

Lilian entrevista a la próxima mujer que atenderá Vera. Le cobra 2 guineas por adelantado y deja muy claro que es un asunto entre ellas dos; con lo cual se hace explícito que Vera no recibe ninguna retribución por sus actos. Un primer plano de Vera nos transmite su piedad y compasión hacia esa mujer que se muestra nerviosa, preocupada y con claros sentimientos de culpa (su embarazo es el resultado de una relación adúltera) y a la que Vera intenta calmar (minuto 46).

Las siguientes escenas presentan la evolución de la relación entre Ethel y Reg quienes deciden casarse; además se anuncia el embarazo de la cuñada de Vera. Y llegamos al séptimo aborto (minuto 52), el de Pamela (Liz White), a quien acompaña su madre, que reconoce a Vera. En el plano siguiente Vera está en el sofá de su piso, cose y toma té. Mientras, Pamela delira en su cama acompañada por su madre. A partir de aquí, sabemos que algo va a cambiar en la vida plácida de Vera. Pamela ingresa en un hospital y el médico que la explora atribuye los signos y síntomas de la paciente a la infección causada por un aborto provocado, como acaba reconociendo su madre. Se trata de un caso condenado por la ley que el médico está obligado a denunciar.

Vera y su familia permanecen ajenas a la investigación que inicia la policía y que acaba descubriéndola como la autora del aborto de Pamela. Mientras la familia de Vera inicia el brindis para celebrar el futuro enlace de Ethel y Reg y el embarazo de la cuñada de Vera (foto 2), llega la policía preguntando por la Sra. Drake (minuto 64). La irrupción de la policía en el comedor muestra un primer plano en que la mirada de Vera traspasa la cámara, queda en suspensión e inicia la tercera parte de la película: el desenlace (foto 3).

Para Vera, la razón por la que la policía ha ido a su casa es por ayudar a chicas jóvenes cuando no se pueden apañar. En el interrogatorio afirma…las ayudo a que vuelvan a tener la regla. Jamás pronuncia la palabra aborto, y cuando el inspector le pregunta si hace abortos, lo niega…Yo no hago eso. Necesitan ayuda. No tienen a nadie a quien recurrir y yo las ayudo. También queda patente que Vera tuvo que someterse a un aborto en su juventud.

Del interrogatorio en comisaría se desprende que lleva unos 20 años…ayudando a jóvenes, que ninguna chica ha acabado en el hospital, que siempre usa una jeringa (nunca aguja de ganchillo ni cualquier otro objeto metálico) y que no recibe retribución alguna por su actuación. Queda retenida en comisaría acusada de infringir el artículo 58 de la ley de Protección de las Personas de 1861 y sale con una fianza de 50 libras. Cuando se celebra el juicio se enumeran las pruebas que la incriminan: una jeringa Higginson, un cepillo de uñas, una botella de desinfectante, un rallador de queso y una pastilla de jabón fenólico.

Finalmente se la condena a dos años y seis meses de prisión. En la última secuencia Vera está en la cárcel, allí habla con otras dos mujeres, son reincidentes que cumplen condenas, de tres y cuatro años, por la muerte de la mujer a la que cada una de ellas había practicado un aborto.


Las Normas de la Casa de la Sidra (1999)

Ficha técnica

Título: Las Normas de la Casa de la Sidra
Título original: The Cider House Roules
País: Estados Unidos
Año: 1999
Director: Lasse Hallström
Música: Rachel Portman
Guión: John Irving, basado en su novela Príncipes de Maine, Reyes de Nueva Inglaterra
Intérpretes: Tobey Maguire, Michael Caine, Charlize Theron, Delroy Lindo, Paul Rudd, Kathy Baker, Jane Alexander, Erykah Badu, Kieran Culkin, Kate Nelligan, Heavy D, K. Todd Freeman, Paz de la Huerta, J.K. Simmons y Evan Parke.
Color: color
Duración: 128 minutos
Género: drama
Productoras: Film Colony, Miramax Films y Nina Saxon Film Design
Sinopsis: Homer Wells es un chico que nace y crece en un orfanato. Allí el Dr. Wilbur Larch lo educa bajo la consigna: Sé útil. Le enseña a asistir partos y a practicar abortos, aunque Homer está en contra de esta práctica ilegal. Un día Homer siente la necesidad de experimentar su propia vida, fuera del orfanato, e inicia un viaje que le acercará a otras realidades que le enseñarán a vivir de acuerdo con sus propias normas y a reconsiderar sus principios.
Premios y nominaciones: Premio 1999 de la National Board of Review al mejor guión adaptado. Oscar 1999 al mejor actor de reparto (Michael Caine) y al mejor guión adaptado. Nominada a los Oscar a la mejor película, director, dirección artística, montaje y banda sonora original. Nominada a los Globos de Oro 1999 al mejor actor secundario (Michael Caine) y guión adaptado.

Las Normas de la Casa de la Sidra evidencia el conflicto entre la teoría y la realidad. El guión, en clave romántica y de drama, nos descubre que la vida misma acaba siendo una mezcla de todos los géneros.

La película tiene dos escenarios principales. El primero nos sitúa en el orfanato de St. Clouds (Maine, Estados Unidos) al que acuden parejas para adoptar huérfanos, mujeres embarazadas que dejan a su hijo para una futura adopción, o simplemente, para abortar. El equipo del orfanato está compuesto por el Dr. Larch (Michael Caine), que ha enseñado a Homer Wells (Tobey Maguire) a realizar prácticas de obstetricia y ginecología, y dos enfermeras, Angela (Kathy Baker) y Edna (Jane Alexander). Homer, huérfano que nació y creció en St. Clouds, rechaza la práctica del aborto, ilegal en los años 40, aunque no juzga las prácticas del Dr. Larch. En este primer escenario observamos la mayoría de las escenas de aborto, parto y otros problemas de salud que aparecen en la película. El segundo escenario se sitúa en Cape Keneth, donde los acontecimientos harán que Homer reflexione sobre sus principios y averigüe las normas que regirán su vida a partir de entonces.

Características de los abortos

El primer aborto (minuto 5) lo realiza el Dr. Larch, Homer es el encargado de llevar el feto al incinerador, ubicado en el jardín del orfanato. Poco después, un primer plano nos muestra a un recién nacido al que Angela, una de las enfermeras, práctica los primeros cuidados. En la sala de partos, Homer, que ha realizado el parto (minuto 7), tranquiliza a la mujer que no quiere ver a su bebé ni saber su sexo (tabla 2).

Tabla 2: detalles del parto y de los abortos de Las Normas de la Casa de la Sidra (1999)

Parto 1 Aborto 1 Aborto 2 Aborto 3
Minuto 7 21 26 92
Edad 22-25 16-18 20-25 18-20
Clase Sin información Sin información Media Baja (negra)
Estado Civil Soltera (¿) Soltera Soltera Soltera
Incesto
Emociones Nerviosa
Pena
Miedo
Nerviosa
Miedo
Tristeza
Miedo
Apática
Triste
Preocupada
Intervención Parto. Se observa el instrumental sobre una mesilla.
Homer utiliza mascarilla y guantes de caucho
Aborto. No ha expulsado el feto. Perforación útero. Peritonitis aguda. Objeto extraño Aborto. Gestación: dos meses
Pocos detalles
Aborto. Gestación: 2-3 meses.
Se repasa en voz alta el instrumental dispuesto sobre una mesa. Homer utiliza mascarilla y guantes de caucho
Observaciones La mujer no desea ver al recién nacido, ni conocer su sexo. Lo cede en adopción Ingresa con 40º C Se induce un sueño profundo. La paciente muere Acude con su novio
Pregunta por el sexo del feto. Expresa deseo de tener un hijo.
Embarazo con vómitos matutinos.
Al despertar recibe consejos de otra mujer que también ha abortado
Dónde Sala de parto (camilla) Sala de partos (camilla) Sala de partos (camilla) En el camastro del barracón que habita

Una mañana los niños encuentran en el jardín a una joven inconsciente y con fiebre de 40º C (minuto 22). Cuando es explorada e interrogada por el Dr. Larch, responde sobre el sujeto al que acudió: Dijo que era médico. Yo jamás me hubiera metido eso dentro. Durante la exploración ginecológica de la joven, un primer plano muestra a Homer visiblemente afectado, mientras, la voz en off del Dr. Larch informa que… aún no ha expulsado el feto. Tiene el útero perforado. Tiene una peritonitis aguda. Hay un objeto extraño, creo que es una aguja de ganchillo. Aún en la sala de partos, el Dr. Larch pregunta a Homer qué hubiera hecho si la chica le hubiera pedido un aborto cuatro meses atrás y le recrimina que si no lo hace él, será gente sin experiencia quien los practique. Mientras, Homer y Buster (Kieran Culkin), un adolescente que vive en el orfanato, cavan la tumba de la chica, el Dr. Larch comenta que…ha muerto de secretismo, de ignorancia..., y explica a Homer que si se espera que las personas sean responsables de sus hijos, han de tener el derecho a elegir si quieren tenerlos. Homer defiende su postura antiaborto con el ejemplo de su propia vida y la de Buster que, de otro modo, podrían haber acabado en el incinerador.

A St. Clouds llega Candy (Charlize Theron), una joven embarazada de dos meses, la acompaña su novio, Wally (Paul Rudd), un joven oficial de la aviación americana que está de permiso. Por primera vez, Homer contempla la posibilidad de…salir a conocer otro mundo y decide, en contra de los deseos del Dr. Larch, marcharse con la pareja. En un alto del viaje se dirige a Candy, aún convaleciente de su aborto, y la tranquiliza,…si no pierde demasiada sangre, es normal. Mañana se encontrará mejor.

En Cape Keneth, donde residen las familias de los novios, Homer empieza a trabajar en el negocio familiar de Wally, dedicado a la recogida de manzanas y elaboración de sidra (foto 4). Se instala en un barracón (“la casa de la sidra”) con los temporeros negros, su capataz, el Sr. Rose (Delroy Lindo), también negro, y su joven hija Rose Rose (Erykah Badu). En un papel colgado a la pared, están las Normas (que dan título a la película) (foto 5) destinadas a los temporeros, éstos las rechazan, no las consideran propias, ni tan siquiera saben leerlas.

Mientras tanto, Homer intima y se enamora de Candy cuyo novio ha regresado voluntario al frente. El Dr. Larch le envía un paquete que contiene un maletín de médico, Homer lo guarda debajo de su cama, convencido de que no tendrá que utilizarlo. Las cartas que intercambian Homer y el Dr. Larch (foto 6) nos acercan a la filosofía de vida que condiciona sus respectivas conductas. Homer considera que el Dr. Larch adopta… el papel de jugar a ser Dios. Para el médico, esta opción o la de… dejarlo todo al azar, son las únicas posibles. Sus sentimientos hacia Homer se reflejan en la frase: Homer tú eres mi obra de arte, lo demás mi trabajo.

En el transcurso de la película, la joven hija del capataz, Rose, se muestra triste y con signos y síntomas de una gestación. Ante la presencia de vómitos, Homer sospecha su estado y le pregunta de cuánto está y si lo sabe, en clara alusión a su embarazo. Después de admitirlo, Rose plantea en voz alta el problema que la atormenta: ¿Qué voy a hacer con un bebe? No puedo tenerlo. Homer le pide que no haga nada ella sola y le ofrece su ayuda: Si decides no quedarte con el bebé, sé donde puedes llevarlo. Tan pronto Candy conoce el estado de Rose, le cuenta que ella también se quedó embarazada hace un año y le ofrece ayuda: Si no quieres tener el bebé, Homer te llevará a un lugar donde estarás segura… (foto 7). Cuando le pregunta sobre la paternidad del futuro bebé, la mirada de la joven (excelente ejemplo de comunicación no verbal), descubre que su embarazo es fruto de la relación incestuosa y no deseada con su padre, el Sr. Rose.

Homer recrimina al Sr. Rose su conducta y decide ayudar a la joven, realizando él mismo el aborto: Mi negocio es la medicina. Quiero y puedo ayudarles. Poco después, vemos a Homer repasando, en voz alta, el instrumental que ha dispuesto sobre una mesa: Gasas, kocher, fórceps, esterilizador cervical, separadores, un juego de legras, un juego de dilatadores, desinfectante….

Consciente de la grave situación emocional de la joven, Homer vuelve a leer las Normas en voz alta y las quema convencido de que cada uno debe crear sus propias normas. En la siguiente escena, el Sr. Rose yace en su camastro ensangrentado (foto 8). Durante la noche, su hija se ha fugado y le ha apuñalado. Antes de morir, les pide a los presentes que mientan a la policía para que no inculpen a su hija. Casi sin aliento dice que…a veces hay que saltarse las normas, ¿verdad Homer?

Una carta de Ángela, la enfermera, informa a Homer de la muerte del Dr. Larch por la inhalación accidental de una sobredosis de éter (foto 9). Su relación con Candy termina, ella debe cuidar de Wally, que ha vuelto del frente afectado por una encefalitis que le impedirá caminar. Y es entonces cuando Homer decide regresar a St. Clouds.

Un fundido en blanco nos lleva del interior del tren, en el que viaja Homer de vuelta a St. Clouds, al exterior: la estación de tren que aparece en la primera secuencia de la película. La película termina con Homer leyendo un fragmento de la obra David Copperfield de Charles Dickens a los huérfanos, felices por el regreso de Homer…y así fue como empecé mi nueva vida… sólo sé que ocurrió y que ahora es diferente, como tenía que ser, y como quiero que sea.

Algunos comentarios cinematográficos

Desde el punto de vista cinematográfico ambas películas cuentan con magníficos primeros y medios planos, decorados cuidadísimos (inefables los empapelados, la funda de la tetera o las chimeneas de El Secreto de Vera Drake), exteriores muy bien escogidos (los cultivos de manzanos, la campiña inglesa o las callejuelas que bajan al embarcadero en Las Normas de la Casa de la Sidra), con excelentes intérpretes y muy buenas bandas sonoras. La labor de investigación histórica para El Secreto de Vera Drake se realizó en los archivos del The London Hospital, The Imperial War Museum y The Metropolitan Police History Museum. Para Las Normas de la Casa de la Sidra se consultaron los archivos del Northampton State Hospital, tal como aparece en los respectivos títulos de crédito.

En ambas películas se utiliza el propio cine como referente temporal. En El Secreto de Vera Drake, se presentan dos secuencias de los personajes en un cine (no se identifica la película), y en Las Normas de la Casa de la Sidra se muestran escenas de Rebeca/ Rebecca (1940) de Alfred Hitchcock y King Kong (1933) de Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack y el cartel de Cumbres Borrascosas/ Wuthering Heights (1939) de William Wyler.

Aplicaciones docentes

Las películas seleccionadas pueden ser utilizadas en las enseñanzas de medicina, enfermería y partería2,3.

Según los objetivos de aprendizaje, y del tiempo disponible, se pueden visualizar secuencias escogidas, o algunos fotogramas, aunque es recomendable ver las versiones íntegras de ambas películas. Los elementos susceptibles de análisis son:

- Las mujeres que abortan, de las que se pueden describir las variables sociodemográficas, los motivos explícitos y tácitos que justificarían su decisión y las emociones que experimentan, antes, durante y después del aborto.

- La intervención o aborto, del cual podemos considerar la técnica, el instrumental y las condiciones del lugar donde se realiza, entre otros aspectos.

- Los responsables de practicar el aborto, de los que se puede valorar su capacitación, competencia, así como la ideología que les impulsa a tal práctica.

Además de observar y reflexionar sobre lo que las películas muestran, también es posible estudiar el contexto en el que se produce la interrupción del embarazo y estudiar las causas y consecuencias de los posicionamientos a favor y en contra.

En El Secreto de Vera Drake se delata una realidad cruda en su planteamiento: las clases sociales más favorecidas se deshacen del “problema” más fácilmente, sin necesidad de recurrir a procedimientos caseros como los que Vera práctica. Además, todo queda en el interior de clínicas privadas que nunca desvelarán el secreto y, al contar con profesionales especializados, se reduce el riesgo para las mujeres.

Por otro lado, la ideología que fundamenta las conductas de Vera Drake y del Dr. Larch es radicalmente diferente. En el primer caso, no se argumenta nada a favor del aborto; podemos preguntarnos, sobre cuál es el móvil de Vera (¿sólo el de ayudar?, ¿no podría hacerlo de algún otro modo?). Vera no parece plenamente consciente de las graves consecuencias de su conducta, sin embargo, sabe que lo que hace es ilegal. En cambio, el Dr. Larch basa su actuación en la necesidad de evitar las consecuencias de las prácticas de …quienes no tienen ni idea, en clara alusión a personas como Vera Drake.

Sin el deseo de profundizar en los fundamentos éticos que pueden conducir al profesional de la salud a practicar o colaborar en un aborto, que sí podría ser un objetivo docente, es innegable que en ambas películas la interrupción voluntaria del embarazo se presenta como un acto casi compasivo: Vera Drake y el Dr. Larch actúan más por compasión y sensibilidad social que por cualquier otra motivación y, en ambos casos, sin ningún afán de lucro.


Referencias

  1. 1.- González-Blasco P, Roncoletta AFT, Moreto G, Levites MR, Janaudis MA. Medicina de familia y cine: un recurso humanístico para educar la afectividad. Aten Primaria. 2005; 36(10):566-572.
  2. 2.- García Sánchez JE, Trujillano Martín I, García Sánchez E. Medicina y cine ¿Por qué? Rev Med Cine [serie en internet]. 2005 [citado 25 mayo 2007];1(1):1-2:[2 p.] Disponible en:este artículo.
  3. 3.- De la Torre S. Cine formativo. Una estrategia innovadora para los docentes. Barcelona: Octaedro; 1997.