A partir del volumen 13 número 1 de 2017 la Revista de Medicina y Cine se encuentra alojada en

http://revistas.usal.es

Venus (2006) y el cáncer de próstata

Enrique García Merino

Asesoría técnica de la Revista de Medicina y Cine. Universidad de Salamanca (España).

Correspondencia: Enrique García Merino. Álvaro Gil 27-1ºB. 37006. Salamanca (España).

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Recibido el 10 de Junio de 2007; aceptado el 10 de septiembre de 2007

Palabras clave: cáncer de próstata, tacto rectal, prostatectomía.


Ficha técnica

Título: Venus
País: Reino Unido
Año: 2006
Director: Roger Michell
Música: David Arnold y Corinne Bailey Rae
Guión: Hanif Kureishi
Intérpretes: Peter O´Toole, Jodie Whittaker, Leslie Phillips, Richard Griffiths, Cathryn Bradshaw, Vanessa Redgrave, Beatrice Savoretti, Philip Fox, Ony Uhiara, Ashley Madekwe y Kellie Shirley.
Color: color
Duración: 95 minutos
Género: Comedia, drama y romance
Productora: Free Range Films, Film Tour, Miramax Films y UK Film Council.


Sres. Editores: Venus (2006), de Roger Michell, es una película sobre la vejez humana escudriñada a través de la vida de tres ancianos cuya importancia argumental es decreciente. Maurice (Peter O’Toole), el protagonista, se reúne desde hace tiempo por las mañanas en el Cabin Cafe de Londres, su ciudad, con Ian (Leslie Phillips) y Donald (Richard Griffiths). Maurice e Ian son buenos amigos y actores, el primero sigue trabajando y el segundo lo intenta. Maurice participa en una serie televisiva en la que interpreta a un anciano. En una de las secuencias de la película aparece ingresado en un hospital moribundo. La llegada de la hija de una sobrina de Ian, Jessie (Jodie Whittaker), para cuidarlo, trastoca sus vidas. Por un lado, Ian ve cómo sus esperanzas de ser atendido se vienen al traste pues la chica ni es amable ni sabe cocinar y además le rompe su ordenada vida. Por otro lado, Maurice en un intento de ayudar a su amigo, la invita a salir para mostrarle La City y su ambiente. Le ofrece numerosas atenciones y cae en las redes de un amor y un deseo imposible. Jessie es el contrapunto que la película pone al envejecimiento pues es un ejemplo claro de la juventud actual, al menos de un segmento.

Maurice es de carácter jovial, intenta animarse ante la fatalidad de la enfermedad. Bebedor y fumador, con buenas influencias en su mundillo laboral, ha sido un calavera y mantiene buenas relaciones con su ex mujer, Jillian (Cathryn Bradshaw), a la que abandonó, con sus hijos, por otros amores. La interpretación que hace Peter O’Toole a sus setenta y tantos años es magnifica. El contrapunto lo marca Ian, que es pausado, metódico y con un cierto tono depresivo.

El título de la cinta deriva del cuadro de Diego Rodríguez de Silva y Velázquez La Venus del espejo, que se puede contemplar en la National Gallery de Londres. Jessie quiere ser modelo, dedicada al mundo moda; y Maurice le consigue un empleo, pero de modelo de una escuela de pintura donde posa desnuda siguiendo la composición del famoso cuadro de Velásquez. Jessie es una joven actual marcada por un aborto provocado y no deseado que, como era de esperar, acaba encariñándose de Maurice.

Como no podía ser menos la película refleja algunos aspectos personales y sociales propios del envejecimiento. En este encuadre hay que situar las relaciones entre personas de distinta edad, entre ex parejas, la sexualidad del anciano, los olvidos [tienes mis gafas (Ian); no las tienes tú (Maurice); cómo voy a tenerlas yo, no las llevo puestas. Dios mío las he perdido, eso es lo peor que me podía pasar (Ian); las tienes en la mano derecha (Maurice)], la soledad, la necesidad de asistencia tanto en personas mayores sanas (Ian) como enfermas (Maurice), la utilidad de los animales de compañía (Jillian), la carencia de recursos económicos, la perdida de amigos por fallecimiento, la sensación de la proximidad de la muerte, etc. También están presentes algunos problemas médicos característicos, como por ejemplo la presbicia o el tono depresivo.

La acción se inicia con una reunión en el café, en la que se comprueba la polimedicación que precisan muchas personas mayores. A la hora de elegir el color de la píldora preferida, Ian señala que es azul (cualquiera de color azul, te la recomiendo): un claro guiño a la Viagra. La ávida ingesta de píldoras, cápsulas y comprimidos denota la confianza que con la edad se pone en los medicamentos para seguir viviendo. La película, en este momento, hace un guiño a lo importante que es leer el prospecto y ver las contraindicaciones de cada fármaco (no maneje maquinaria pesada, mantener fuera del alcance de los niños). La gran cantidad de medicamentos que toman algunas personas mayores obliga a conocer no sólo las contraindicaciones y efectos secundarios, sino también las interacciones medicamentosas.

El deterioro físico de los tres ancianos y de la mujer de Maurice, que padece una cojera y se mueve con cierta dificultad, es manifiesto, pero lo más impactante es el cáncer de próstata que padece Maurice y que oculta a sus allegados, odio la compasión. En una revisión, aparentemente rutinaria, su médico le realiza un tacto rectal en el que descubre una próstata patológica, la próstata debe ser como un melocotón con un surco en el centro, la suya tiene algunos bultos es posible que se trate de un pequeño nódulo, pero quizá no sea nada así que le enviaré a un especialista, y hace el típico comentario muchos hombres tienen este problema pero no suele matarlos le comenta el galeno a lo que Maurice le contesta se mueren antes de otra cosa y aquél le replica, exacto: es para preocuparse, pero no mucho. El tacto es realizado lateralmente con ayuda, como es norma, de guantes y lubricante acompañado de comentarios relajantes del médico (va a algún sitio bonito de vacaciones), petición en el momento de hacerlo de que respire hondo e información de que cuando a él se lo hacen, tampoco le gusta. A Maurice le resulta desagradable y molesto. Tras la realización de la analítica sanguínea, cuya extracción de sangre es realizada por enfermeras que hablan de sus cosas dando la impresión de pasar del tema, Maurice ingresa para que le realicen una prostatectomía. Una enfermera procede a la preparación previa, el rasurado y probablemente la aplicación de un enema rectal. El cirujano que realiza la intervención comenta inmediatamente antes de iniciar, dando la impresión de que no lo había visto antes, que ha realizado la intervención cien veces y que existen bastantes posibilidades de impotencia e incontinencia, pero que no se morirá y que eso ya es bastante. Tras la intervención, Maurice abandona el hospital antes de que le den el alta, está débil, sufre un desvanecimiento en un rodaje, debe portar una sonda uretral con su correspondiente bolsa y confiesa su impotencia. También reconoce que va a morir, lo que sugiere que el cáncer estaba muy avanzado y era ya terminal.

La cinta resalta la práctica de despistaje del cáncer de próstata en personas mayores, cuya utilidad no está claramente establecida1,2 y el valor del tacto rectal. No muestra síntoma o signo alguno del cáncer de próstata salvo el deterioro de Maurice. Tampoco presenta ninguna prueba diagnóstica adicional como determinación del antígeno prostático específico (PSA): hay que suponer que su determinación iría en la analítica que le realizan preoperatoriamente, estudio ecográfico o biopsia dirigida con ultrasonidos. Tampoco menciona la tomografía axial computarizada (TAC) o la resonancia magnética nuclear (RMN) para determinar su extensión. No se habla del tratamiento hormonal, radioterapia, braquiterapia, quimioterapia… y no hay pistas que permitan saber si el guionista pensó en una técnica quirúrgica determinada.

La patología prostática no tiene una representación muy abundante en el cine y Venus es un buen ejemplo del cáncer de próstata, Cerdos Salvajes (Con Un Par De... Ruedas)/ Wild Hogs (2007) de Walt Becker puede poner al espectador en relación con otra patología de esta glándula, la hipertrofia benigna, por un par de comentarios, que pueden pasar fácilmente desapercibidos.


Referencias

  1. Ilic D, O’Connor D, Green S, Wilt T. Screening for prostate cancer. Cochrane Database Syst Rev. 2006;3:CD004720.
  2. Ilic D, O’Connor D, Green S, Wilt T. Screening for prostate cancer: a Cochrane systematic review. Cancer Causes Control. 2007 ;18(3):279-285.

Cartel español con Maurice y Jessie