A partir del volumen 13 número 1 de 2017 la Revista de Medicina y Cine se encuentra alojada en

http://revistas.usal.es

Bicicleta, cuchara, manzana (2010)

Ficha técnica

Título: Bicicleta, cullera, poma.

Otros títulos: Bicicleta, cuchara, manzana (castellano) Bicycle, Spoon, Apple (inglés).

País: España.

Año: 2010.

Director: Carles Bosch.

Música: Josep Sanou.

Fotografía: Carles Mestres.

Montaje: Ernest Blasi y Carlos Prieto.

Guión: Carles Bosch.

Intérpretes: Diana Garrigosa, Airy Maragall, Cristina Maragall, Ernest Maragall, Guim Maragall, Pasqual Maragall, Queco Novell y Toni Soler.

Color: color.

Duración: 110 minutos.

Género: documental.

Idioma original: catalán, castellano, inglés, telugu, kannada y holandés. La versión en castellano es subtitulada.

Productoras: Cromosoma TV produccions, Televisió de Catalunya (TV3), Televisión Española (TVE).

Resumen: En otoño de 2007 a Pasqual Maragall se le diagnostica Alzheimer. Superado el golpe inicial, él y su familia inician una cruzada contra la enfermedad y, desde el primer paso, esta película se convierte en testimonio de excepción. Con inteligencia, sinceridad y buen humor, Maragall se deja retratar junto a su familia y los médicos para dejar constancia del día a día de su lucha personal.

Dos años de seguimiento a un paciente excepcional dispuesto a que los científicos encuentren curación antes de que la cifra de 26 millones de enfermos en el mundo se multiplique por diez. Una película dura pero optimista a pesar de todo.

Premios: Goya al mejor documental (2011).

enlace

enlace


Fue presentada el 19 de septiembre de 2010 en el 58º Festival de San Sebastián fuera de concurso y el 13 de febrero de 2011 ha sido galardonada con el Goya a la Mejor Película Documental.

En el otoño de 2007 a Pasqual Maragall se le diagnosticó que padecía la enfermedad de Alzheimer. La cinta muestra cómo su esposa, Diana Garrigosa, al principio no creyó que lo de su marido fuera “Alzheimer·, sino que sus despistes y pequeñas pérdidas de memoria se debían probablemente al estrés. Igualmente opinaban sus hijos y las personas que de su ámbito más cercano: su guardaespaldas –al que le une una amistad que va más allá de la relación laboral–, sus secretarias y asistentes profesionales, que no dieron crédito a lo que oyeron, pues la mayoría no fueron conscientes de la situación hasta que Maragall la hizo pública, a pesar de que sí habían notado ciertos cambios en su conducta habitual.

Emocionan la sinceridad y espontaneidad de su esposa e hijos a la hora de expresar sus sentimientos y miedos.

Desde entonces su familia y él se involucraron en una lucha contra la enfermedad y creyeron que el mejor modo de que llegue al gran público era hacer un documental, de cuya dirección se encargó Carles Bosch.

La primera pregunta que le hicieron al protagonista fue: ¿Cómo quieres que sea esta película?, a lo que contestó: divertida. Y así está tratada, con buen humor, sinceridad e inteligencia.

La presentación del título con letras minúsculas mordidas, debe hacer alusión a los trozos de su mente que se van perdiendo día a día.

Carles Bosch se convirtió en la sombra de Pasqual Maragall y rodó durante dos años la vida del enfermo y la de su entorno familiar, médico y social para plasmar el día a día de su lucha personal, sus visitas al médico y su empeño en crear una Fundación para aproximar esta problemática, que afecta cada día a más personas, a la sociedad actual.

Cuando Maragall hizo público que no iba a quedarse en su casa como el que se da por vencido, está dando un paso adelante en su lucha contra la enfermedad de Alzheimer.

La lección de valentía de Pasqual Maragall y su familia engancha. Los comentarios didácticos que se entremezclan, a veces rompen un poco la dinámica de la historia.

La película refleja la importancia que la música tiene para Maragall y en la que se refugia constantemente. Su esposa explica en la cinta que la conciencia musical es una de las que se pierden más tarde y que por eso Pasqual está mucho mejor.

Prácticamente todas las entrevistas están rodadas en el mismo lugar: un plató muy sencillo, con la misma luz y el mismo fondo, que centra la atención en los diálogos sinceros y en la espontaneidad de los entrevistados.

La Fundación Pasqual Maragall para la investigación de la enfermedad de Alzheimer se fundó en 2008, siguiendo el compromiso de Maragall, que públicamente anunció: “quiero ayudar a derrotar esta enfermedad, personal y colectivamente”.

La Fundación está dirigida por el Dr. Jordi Camí, Catedrático de la Universidad Pompeu Fabra y es una entidad, sin ánimo de lucro que tiene como misión promover, y dar apoyo a la investigación biomédica en el ámbito de la enfermedad de Alzheimer y de otras enfermedades neurodegenerativas.

Este documental es recomendable para todo el mundo, porque la investigación está a la par en todos los países y refleja cómo en los distintos lugares donde se rueda, las pruebas y los conflictos personales y sociales son similares.

“En ningún sitio está escrito que esta enfermedad sea invencible” (Pasqual Maragall).


María Isabel Mateos González

Servicio de Microbiología. Hospital Universitario de Salamanca (España).

Correspondencia: María Isabel Mateos González. Servicio de Microbiología. Hospital Universitario de Salamanca. Paseo de San Vicente s/n. 37007 Salamanca (España).

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.