A partir del volumen 13 número 1 de 2017 la Revista de Medicina y Cine se encuentra alojada en

http://revistas.usal.es

De la experiencia colectiva de la enfermedad: Salud Pública y cine

Carlos Tabernero Holgado

Centro de Historia de la Ciencia (CEHIC). Universidad Autónoma de Barcelona (España).

Correspondencia: Carlos Tabernero Holgado. Centro de Historia de la Ciencia (CEHIC). Unidad de Historia de la Medicina. Facultad de Medicina. Universidad Autónoma de Barcelona. 08193 Bellaterra (Barcelona) (España).

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Recibido el 1 de marzo de 2011; aceptado el 21 de abril de 2011.


La Salud Pública, entendida como un conjunto de prácticas y discursos médico-sanitarios institucionalizados, es un componente ineludible de nuestra cotidianeidad, en tanto que constituyente esencial de las sociedades en las que vivimos. Sobre los sistemas sanitarios y sus políticas se estructuran las estrategias colectivas con respecto a la gestión de la enfermedad y, por tanto también, las relaciones a nivel individual entre médicos y pacientes. Todo ello contribuye a modelar nuestra percepción y experiencia cotidiana de la enfermedad (y de la salud) y, por tanto, de nuestra posición al respecto, tanto a nivel individual y privado, como colectivo.

La salud y la enfermedad se hacen visibles a la comunidad a través de la Salud Pública, que, de este modo, interviene decisivamente en la construcción de nuestra identidad (individual, corporal, social, cultural). Para ello, cuenta, entre otros aspectos, con el concurso crucial de otro conjunto de prácticas y discursos fundamentales en la estructura de nuestras sociedades, los medios de comunicación de masas. A través de éstos, y particularmente del cine (y la televisión) en el último siglo, se generan y difunden a gran escala representaciones e interpretaciones de los valores, proyectos, preocupaciones y expectativas de cada comunidad, y se articula tanto el entramado simbólico con el que se construye y sostiene la vida social, económica, política y cultural, como su organización espacial y temporal, sobre todo a medida que la presencia de medios de comunicación se hace constitutiva en nuestro día a día. La consideración de la Salud Pública, por un lado, y de los medios de comunicación de masas, por otro, en un sentido deliberadamente amplio, como conjuntos de "prácticas y discursos" implica el reconocimiento explícito de la relación, en ambos casos, con múltiples formas de acción e interacción cotidiana entre personas, colectivos e instituciones, así como con mecanismos de generación, circulación y gestión de conocimiento, en general, si bien médico-sanitario en nuestro caso, que juegan un papel básico precisamente en los procesos de construcción y en el funcionamiento de las sociedades contemporáneas. En este contexto, nuestra percepción y experiencia de la salud y la enfermedad se construye, nutre y modifica, individual, social y culturalmente, en el seno de estas estructuras interrelacionadas1.

Con estas premisas, en Septiembre de 2009, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en colaboración con el Institut Menorquí d'Estudis, organizó unas Jornadas abiertas sobre cine y Salud Pública, en el marco de la XX Escuela de Salud Pública de Menorca, con el objetivo de analizar la relación multidimensional entre la Salud Pública y el cine. Teniendo en cuenta los múltiples aspectos implicados en el impacto de la Salud Pública en la vida cotidiana de las personas, ya sea en forma de connivencias o resistencias, y sus vinculaciones con lo social, político, económico, cultural y ético, se organizó un ciclo de cine en torno a tres ejes temáticos: las relaciones entre Salud Pública y población, desde la perspectiva de las representaciones en el cine de los riesgos laborales y ambientales, con la proyección de Alice - A fight for life (1982) de John Willis y Erin Brockovich (2000) de Steven Soderbergh; las relaciones entre Salud Pública y género, particularmente con respecto a representaciones cinematográficas del aborto, con la proyección de Un asunto de mujeres/ Une affaire de femmes (1988) de Claude Chabrol y El secreto de Vera Drake/ Vera Drake (2004) de Mike Leigh; y las representaciones en el séptimo arte de las adicciones, en tanto que uno de los elementos principales de actuación de la Salud Pública contemporánea, sobre todo por lo que respecta a la drogadicción, con la proyección de Los viajeros de la noche/ Near dark (1987) de Kathryn Bigelow y The addiction (1995) de Abel Ferrara.

Los cuatro artículos que se presentan a continuación en este número de la Revista de Medicina y Cine resumen y analizan la experiencia de aquellas Jornadas de cine y Salud Pública. En el primero, El cine y las dimensiones colectivas de la enfermedad, Carlos Tabernero y Enrique Perdiguero, miembros del equipo de coordinación de las Jornadas, proponen una aproximación al entendimiento del papel que juega el cine en los mecanismos de construcción socio-cultural de la salud y la enfermedad2. Para ello, analizan los tipos principales de representación en el cine de las epidemias, consideradas como ejemplo de enfermedades que traspasan los límites de la vida privada de las personas y, por tanto, epítome de la enfermedad como amenaza total de desestructuración para las comunidades humanas. La frecuencia, la relevancia y las características de la aparición de las epidemias en el cine, fundamentalmente en relación con criterios de proximidad espacio-temporal con respecto a los contextos de producción y distribución de las películas, con los niveles de morbilidad, mortalidad y estigmatización de las enfermedades, y con su grado de persistencia en el imaginario colectivo, conforman nuestra manera de entender, experimentar y gestionar la enfermedad a través de la cotidianeidad que ofrece el cine como práctica mediática, y por su carácter como proceso activo de (auto)reflexión, a nivel individual y colectivo.

En el segundo artículo, La reivindicación del saber lego en la defensa de la salud pública: Erin Brockovich, Alfredo Menéndez Navarro utiliza esta conocida película para explorar las complejas relaciones trabajo-salud-medio ambiente y las limitaciones del modelo experto en la identificación y gestión de riesgos laborales y ambientales3. Completando su estudio del documental Alice - A fight for life (1982) de John Willis, publicado en esta revista4, Menéndez Navarro explora las características principales de los toxic torts, lo que le permite analizar los mecanismos mediante los cuales los ciudadanos intervienen de hecho en la construcción y gestión de los riesgos laborales y ambientales. La película de Soderbergh, basada en hechos reales, permite identificar el acceso al conocimiento experto y su combinación con el conocimiento localmente contextualizado, así como la visibilidad de la experiencia cotidiana de la enfermedad, como elementos esenciales de empoderamiento y resistencia, en este caso con respecto a la dimensión colectiva de las prácticas y discursos médico-sanitarios y su impacto a nivel individual.

Del mismo modo, Isabel Jiménez Lucena, en su artículo Contrastes, paradojas y exclusiones en torno al aborto. Una lectura posible de Un asunto de mujeres y El secreto de Vera Drake, se adentra en el análisis del papel de las mujeres como agentes activos en las prácticas abortivas y sus influencias en los procesos de medicalización asociados. Mediante el análisis comparativo de Un asunto de mujeres/ Une affaire de femmes (1988) de Claude Chabrol y El secreto de Vera Drake/ Vera Drake (2004) de Mike Leigh (5), Jiménez Lucena muestra las sutiles diferencias entre, por un lado, la exposición y cuestionamiento en la película de Chabrol de las contradicciones preformativas planteadas en torno a la experiencia particularizada y la gestión colectiva del aborto, y por otro, la presentación en la película de Leigh de la medicalización de las mujeres como estrategia efectiva de salud pública. El estudio comparativo de estas dos películas revela la interpretación de las prácticas abortivas como un asunto de poder que se ejerce sobre el cuerpo de las mujeres.

Finalmente, Juan Antonio Rodríguez Sánchez, en su artículo El vampirismo como metáfora de la adicción (1987-1995)6, nos ofrece una revisión del cine de vampiros realizado en los años 80 y 90 del siglo pasado. Profundizando en su vertiente como metáfora de la amenaza epidémica (véase 2), Rodríguez Sánchez se adentra en la figura del vampiro como metáfora de la adicción y su utilización en el contexto del cine de esos años para construir un estereotipo de las drogas y sus usuarios. La amenaza colectiva, en este caso, se expresa en términos de desestructuración familiar, de manera que, con una actitud esencialmente conservadora, se presentan los valores tradicionales de la familia y la religión como antídoto.

En conjunto, estos cuatro artículos no pueden, en su extensión, analizar exhaustivamente las múltiples representaciones de la experiencia colectiva de la enfermedad (y de la salud) en los medios de comunicación de masas. No obstante, ofrecen una aproximación pormenorizada a las complejas y multidimensionales relaciones entre la Salud Pública y el cine, revelando algunas de las características principales de los mecanismos de construcción y gestión de las dimensiones colectivas de la enfermedad y, por tanto también, del conocimiento, las prácticas y los discursos médico-sanitarios implicados, y su impacto a nivel individual y, cómo no, colectivo.


Referencias

  1. Tabernero Holgado C. Discursos y representaciones médico-sanitarias en el cine documental colonial español de la posguerra (1939-1950). Barcelona: Centro de Historia de la Ciencia (CEHIC) / Universidad Autónoma de Barcelona; 2010. Disponible en: enlace
  2. Tabernero Holgado C, Perdiguero-Gil E. El cine y las dimensiones colectivas de la enfermedad. Rev Med Cine [Internet]. 2011; 7(2):44-53. Disponible en: enlace
  3. Menéndez Navarro A. La reivindicación del saber lego en la defensa de la salud pública: Erin Brockovich. Rev Med Cine [Internet]. 2011; 7(2):54-60. Disponible en: enlace
  4. Menéndez Navarro A. Alice - A Fight for Life (1982) y la percepción pública de los riesgos laborales del amianto. Rev Med Cine [Internet]. 2007; 3: 49-56. Disponible en: enlace
  5. Jiménez Lucena I. Contrastes, paradojas y exclusiones en torno al aborto. Una lectura posible de Un asunto de mujeres y El secreto de Vera Drake. Rev Med Cine [Internet]. 2011; 7(2):61-68. Disponible en: enlace
  6. Rodríguez Sánchez JA. El vampirismo como metáfora de la adicción en el cine de los ochenta (1987-1995). Rev Med Cine [Internet]. 2011; 7(2):69-79. Disponible en: enlace