A partir del volumen 13 número 1 de 2017 la Revista de Medicina y Cine se encuentra alojada en

http://revistas.usal.es

Crisis medicina y cine

1,2José Elías García Sánchez, 1,2Enrique García Sánchez

1Departamento de Medicina Preventiva, Salud Pública y Microbiología Médica. Facultad de Medicina. Universidad de Salamanca (España).

2 IUCE (Instituto Universitario de Ciencias de la Educación). Universidad de Salamanca (España).

Correspondencia: José Elías García Sánchez. Facultad de Medicina. Avda. Alfonso X El Sabio s/n. 37007 Salamanca (España).

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las crisis que sufre el mundo occidental, que afecta de forma diversa a los países miembros de este club, son de diversa índole, aunque la que más resuena en los medios de comunicación, en muchas conversaciones y en la mente de un sin fin de ciudadanos es la económica. Sin duda el análisis de sus causas es complicado y probablemente sólo está al alcance de profesionales muy bien preparados e independientes. Sus consecuencias actuales preocupan y las futuras están por ver, el tiempo se encargara de mostrarlas. Desde un punto de vista simplista, de unos profanos, es imposible no entrar en crisis si se gasta muchísimo más de lo que se ingresa y si el equilibrio se consigue con préstamos cuyos intereses te desbordan económicamente aunque éstos sirvan para poner en marcha sistemas productivos o infraestructuras. Dejemos el análisis de las causas a los economistas y al paso del tiempo y entremos en la enumeración de algunas de sus consecuencias:

¿Qué pasará con la sanidad? ¿Qué ocurrirá con el cine? En ambos casos el soporte es público, habrá recortes y el impacto de éstos dependerá de su cuantía, del buen hacer de los gestores y de los profesionales implicados. El dinero no equivale a éxito si no se tiene inteligencia, puede llevar a todo lo contrario: al derroche y a la mala gestión. Las invasiones barbarás/ Les Invasions barbares (2003) de Denys Arcand, comentada reiteradamente en diversos foros, puede ser analizada desde la perspectiva de la crisis sanitaria de los hospitales canadienses y Paro clínico/ Article 99 (1992) de Howard Deutch desde el horizonte de los hospitales de veteranos de Estados Unidos. En España la prensa en este año 2011 ha puesto ante los ojos de los ciudadanos las enormes deudas que el sistema sanitario en sus 17 versiones, tiene con las compañías farmacéuticas, con las farmacias y con los proveedores de tecnología, reactivos y material sanitario. Las cifras nublan la vista. La crisis también afecta al cine y Antonio Banderas, ante la previsible disminución de subvenciones al cine español (el americano funciona de otra forma) comentaba: “esta situación hará que aquellos que realmente quieran pelearse por contar historias «agudicen el ingenio» y busquen el modo de hacerlo”1.

La Revista de Medicina y Cine nació por iniciativa de sus editores que solicitaron hace unos 9 años a los responsables de Ediciones Universidad de Salamanca que registraran este nombre y el de Journal of Medicine and Movies. En aquel momento los gestores mostraron un gran interés por este proyecto y tuvieron la visión de que podía tener un magnifico futuro, como así ha sido. Los tiempos cambian, los gestores también y la visión de la realidad a veces se hace difícil. Desde el primer número los editores se han ocupado prácticamente de todo lo necesario para su edición. Los artículos recibidos que han encajado en la línea editorial han sido enviados a dos especialistas anónimos para su análisis, y con los informes recibidos han decidido con el comité de redacción si eran aceptados o no. Se han ocupado de adaptar los manuscritos al formato de la publicación, dos hasta el momento, y han aportado en la mayoría de las ocasiones el material iconográfico que los completaba, y por último han financiado los gastos derivados de la traducción, montaje y procesamiento informático. El papel de Ediciones Universidad de Salamanca se ha limitado a hacer una corrección ortográfica final de los textos en castellano exclusivamente.

Como a otras actividades la crisis ha afectado a la Revista de Medicina y Cine, aunque sea la única revista bilingüe que edita Ediciones Universidad de Salamanca, y en este momento no puede financiarse si quiere mantenerse en la línea habitual. La única ayuda recibida en todos estos años ha procedido del Vicerrectorado de Investigación de la Universidad de Salamanca, vaya desde aquí una vez más nuestro agradecimiento, y se produjo en 2010. Dado que Ediciones Universidad de Salamanca no está dispuesta a financiar las traducciones ni la gestión informática, a pesar de ser servicios que se pueden dar desde la propia Universidad sin coste adicional, ya que existen servicios específicos que pueden cubrirlo, el Comité Editorial se ve obligado a partir del año 2012 (volumen 8) a publicar los artículos en el idioma que se reciban en castellano o inglés, o en ambos si así son remitidos por los autores. Se intentará mantener los cuatro números pero puede ocurrir, como ya pasó el año pasado y éste mismo, por motivos económicos, que alguno sea doble. Por último se suprimirá la versión en htlm.

Estas son las medidas que los editores y el comité de redacción pondrán en marcha para garantizar la supervivencia, en épocas de crisis de una revista, que tiene un sinfín de lectores, un sinfín de suscriptores y un sinfín de citas. ¿Si hasta los animales cuidan de sus hijos, no íbamos a hacer lo mismo los humanos?


Referencias

  1. Cultura/ cine. Banderas dice que «con el PP se van a acabar las ayudas al cine». ABC.es [Internet]. 16 noviembre 2011. [Citado 19 noviembre 2011]. Disponible en: enlace